11. LA CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN.

Escrito por manuelvidal 05-01-2013 en General. Comentarios (0)

11

LA CRISISDEL ANTIGUO RÉGIMEN

 

            11.1. LA CRISIS DE 1808. LAGUERRA DE INDEPENDENCIA Y LOS COMIENZOS DE LA REVOLUCIÓN LIBERAL

                     1. Repercusionesde la Revolución francesa (1788-1796).

                         Ante las noticias procedentes de París,Carlos IV y su ministro Floridablanca, toman una serie de medidas para evitarel contagio revolucionario: cierre de las fronteras y estricta censura deprensa.

            Destituido Floridablanca y, mástarde, su sustituto Aranda, por no involucrar a España en una guerra contra laFrancia revolucionaria, Carlos IV nombra al favorito de la Corte, Manuel Godoy,como primer ministro en 1792. La ejecución de Luis XIII en enero de 1793acelera la intervención de España en una coalición internacional contra laConvención francesa. La derrota militar española fue rápida y concluyente,firmándose en 1795 la Paz de Basilea, por la que España cede la parte españolade la isla de Santo Domingo y unas ventajas comerciales

  2. Laalianza con Francia.

                            En 1796, Godoy se alía con Francia contraInglaterra, que amenazaba las posesiones españolas en América (Tratado de SanIldefonso, 19 de agosto). El resultado no pudo ser más desastroso: derrota delcabo de San Vicente, pérdida de la isla de Trinidad y corte del tráficocomercial con América.

            Tras un paréntesis de neutralidadprotagonizado por una serie de ministros ilustrados como Saavedra-Jovellanos yUrquijo-Cayetano Soler, se firma con Napoleón el Segundo Tratado de SanIldefonso en 1800. Un año después vuelve Godoy. España invade Portugal,ocupando Olivenza (Guerra de las Naranjas: febrero-marzo 1801), recuperaMenorca, pero sufre, junto a la armada francesa, la estrepitosa derrota detrafalgar (1805).

            El desastre no impidió que en 1807se sellara el Tratado de Fontainebleau con Napoleón, que permitía a las tropasfrancesas invadir Portugal.

  3. El motín de Aranjuez.

                            Para entonces, la figura de Godoy era muycriticada. Tras el fracaso de la Conspiración del Cuarto del Príncipe (ElEscorial), los acontecimientos se precipitan. Godoy se da cuenta de lasverdaderas intenciones de Napoleón de ocupar España y decide el traslado de lafamilia real a América, pero el 19 de marzo de 1808 estalla un motín popular,organizado por los cortesanos partidarios de Fernando VII, apoyados por la nobleza,temerosa de perder sus privilegios ante la llegada de Napoleón, y el clerosoliviantado por el inicio de las desamortizaciones eclesiásticas. Godoy esdepuesto y, más tarde, Carlos IV abdica en su hijo Fernando VII. El nuevo reyhace su entrada en Madrid el 24 de marzo de 1808 cuando las tropas francesas yaestán en la Península.

            Con mucha habilidad, Napoleónconsigue atraer a Bayona a la familia real el 20 de abril y allí consigue queFernando VII devuelva el trono a su padre Carlos IV y renuncie al título dePríncipe de Asturias. Posteriormente, Carlos IV abdicará a favor de JoséBonaparte, que, hasta entonces, había sido rey de Nápoles.

            A continuación, reúne a 93 notablesespañoles que sancionan la Constitución de Bayona, elaborada por el propio Napoleóny se da orden de trasladar al resto de la familia real a Francia.

4. La guerrade Independencia contra los franceses.

                            Cuando salen del Palacio Real los infantesespañoles que aún quedaban en España, los madrileños se sublevan contra losfranceses el 2 de mayo. La noticia recorre el país, produciéndoselevantamientos en ciudades y pueblos. Comienza así la primera fase de la guerra, cuyo hito principal es lavictoria del general Castaños sobre el general Dupont en Bailén el 19 de juliode 1808. A comienzos de agosto, el mariscal Junot solo controla el territorioal norte del Ebro. Ante la falta de autoridades en todas las provincias surgenJuntas Provinciales de Gobierno que asumen la soberanía del reino y constituyenen Madrid la Junta Central Suprema Gubernativa del Reino, presidida por elviejo Floridablanca.

            En noviembre Napoleón cruza losPirineos con unos 250.000 hombres, ocupa Vitoria, derrota al ejército españolen Somosierra y el 4 de diciembre entra en Madrid. Mientras, el ejército inglésde Monroe es obligado a reembarcar en La Coruña. Cuando en enero regresa aFrancia comienza la segunda fasede la guerra con la ocupación sistemática del territorio español, a excepciónde Cádiz, protegida por la armada británica. En este periodo de clarasuperioridad francesa tienen lugar dos hechos decisivos: la acción de lasguerrillas como las de Espoz y Mina, el cura Merino o el Empecinado, y lallegada del ejército inglés de Wellington, que libera Portugal tras derrotar aMassena y Marmont en Fuentes de Oñoro y Ciudad Rodrigo.

            En la primavera de 1812, laformación de la Grand Armeè contra Rusia, obliga a Napoleón a retirar parte delas tropas que tiene en España. Comienza así la tercera fase de la guerra. Wellington inicia una ofensivageneral y derrota a Marmont en Los Arapiles. El fracaso francés en Rusia, leimpulsa a continuar y derrotar a José Bonaparte en Vitoria. Una nueva victoriaen San marcial, cerca de San Sebastián, pone fin a la guerra. Las últimastropas francesas abandonan Cataluña el 4 de junio de 1814, cuando ya Napoleón,por el Tratado de Valençay (diciembre de 1813), había devuelto a Fernando VIIel trono de España.

5. Loscomienzos de la revolución liberal.

                            De forma paralela, las Juntas Provinciales,que habían asumido la soberanía española, delegan en la Junta Central Suprema yGubernativa del Reino el gobierno en nombre del rey ausente. Esta actuó confirmeza, firmando un Tratado de alianza con Inglaterra, creando unacontribución extraordinaria de guerra y reorganizando el ejército.

            Reunió a todos los Consejos delReino en un solo, el Consejo y Tribunal Supremo de España e Indias. De éldependía un gobierno a cuyo frente estuvo Martín garay, pero pronto se vio lanecesidad de crear un órgano centralizado y así surgió la regencia, presididapor el general Castaños, quien convocó Cortes en Cádiz, ante las que dimitiópor no sentirse suficientemente apoyado. De esta manera, el sector conservadordaba paso al más liberal-revolucionario de las Cortes de Cádiz.

 

       11.2. LAS CORTES DE CÁDIZ Y LACONSTITUCIÓN DE 1812.

                1. Las Cortes de Cádiz.

                        La celebración de las elecciones ensituación de guerra, favoreció que se reunieran el 24 de octubre de 1810 unasCortes con preponderancia de elementos burgueses procedentes de las ciudadescomerciales del litoral (solo había 9 nobles y 3 obispos). Pronto se formarondos grupos enfrentados:

Liberales: partidarios de reformasrevolucionarias, inspiradas en los principios de la Revolución francesa.

Absolutistas o “serviles”: partidarios delmantenimiento del Antiguo Régimen

            Lamayoría liberal defendió en las Cortes dos objetivos fundamentales: realizarreformas que acabaran con las estructuras del Antiguo Régimen y aprobar unaConstitución que cambiara el régimen político del país, rechazando elabsolutismo y la monarquía de origen divino, tal y como se recoge en el primerdecreto elaborado a instancias del sacerdote liberal Diego Muñoz Torrero.

            Entre las principales reformasadoptadas por las Cortes de Cádiz se encuentran:

Libertad de imprenta y supresión de la censura (1810)

Abolición del régimen señorial (1811). La nobleza, noobstante, mantuvo la propiedad de casi todas sus tierras.

Supresión de la Inquisición (1813)

Abolición de los gremios y libertad económica, comercial,de trabajo y de fabricación (1813)

Supresión de los privilegios de la Mesta (1813)

Desamortización de los bienes de las OrdenesMilitares y de los jesuitas (1813)

  2. La Constitución de 1812.

                          Aprobada el 19 demarzo de 1812 y popularmente conocida como “La Pepa” se convirtió en la primeraConstitución liberal de la historia. Fue elaborada principalmente por losdiputados Agustín Argüelles, Diego Muñoz Torrero y Evaristo Pérez de Castro.

            Losaspectos fundamentales son los siguientes:

Principio de soberanía nacional: el poderreside en la nación, delegando en los representantes elegidos por votación.

División de poderes:

― El poder legislativo recae en una Cortesunicamerales; los diputados son elegidos mediante sufragio universal eindirecto en 4º grado, incluyéndose los ciudadanos de las colonias americanas.

― El poder judicial lo tienen los tribunales dejusticia.

― El poder ejecutivo recae en el Rey, pero conimportantes limitaciones:

            • Susdecisiones deben ir validadas por el Ministro correspondiente

            • Nopuede disolver las Cortes

• Tiene un derecho de veto suspensivotransitorio durante dos años sobre cualquier ley. Tras ese tiempo, la decisiónde las Cortes se convierte en ley.

• Nombra a los ministros, pero éstosdeben ser refrendados por las Cortes (“Doble confianza”)

•El monarca no podrá casarse sin elconsentimiento de las Cortes

• No puede realizar por su cuentaalianzas o tratados comerciales internacionales.

• Pierde sus funciones judiciales y lapotestad de establecer impuestos.

Igualdad de los ciudadanos ante la ley. Suponeel fin de las diferencias estamentales y de los privilegios.

Se reconocen una serie de derechos individuales:a la educación, libertad de imprenta, inviolabilidad de domicilio y derecho ala propiedad privada.

Se proclamó al catolicismo como la únicaconfesión religiosa permitida. Decisión obligada por la necesidad de contar conel clero en la lucha contra los franceses. Tampoco se suprimió la esclavitud.

Se reorganiza el ejército estableciéndose elservicio militar obligatorio y creándose un ejército permanente y una MiliciaNacional para defender la Constitución

La Constitución estuvo vigente entre marzo de 1812 ymarzo de 1814, enero de 1820 y noviembre de 1823 y agosto de 1836 y junio de1837.

 

  11.3. FERNANDO VII; ABSOLUTISMO Y LIBERALISMO. LA EMANCIPACIÓN DE LAAMÉRICA ESPAÑOLA.

            1.El Sexenio absolutista (1814-1820).

               Por el Tratado de Valençay (11.XII.1813) Napoleón devuelve a FernandoVII la corona española, pero no tuvo prisa en volver a un país regido por laConstitución liberal de 1812, totalmente opuesta a sus conviccionesabsolutistas.

            Entrará en España el 22 de marzo de1814, aclamado por el pueblo, apoyado en el triunfo de las nacionesabsolutistas sobre la Francia revolucionaria, el golpe de Estado del generalElío y el Manifiesto de los Persas. El 4 de mayo promulga en Valencia un RealDecreto que disuelve las Cortes, declara nula su legislación, abole laConstitución y restaura el absolutismo (Consejos, Inquisición, régimenseñorial, devolución de los bienes desamortizados al clero, retorno de losprivilegios de la Mesta).

            El día 10 de mayo entra en Madrid,al tiempo que se detiene a los principales representantes del liberalismo,respaldado por el sector conservador del ejército, la Iglesia y buena parte delcampesinado.

            Por otro lado, cuando se estabadirimiendo el futuro de Europa en el Congreso de Viena (1815), Fernando VII semostró particularmente desinteresado, quedando España marginada de lasnegociaciones, no obteniendo ningún reconocimiento de su lucha contra Napoleón.

            Con una economía depauperada por laguerra y prácticamente cortado el tráfico comercial con América, Fernandomantuvo los privilegios estamentales y se negó a emprender cualquier reformaeconómica, suscitando malestar entre los campesinos y las clases urbanas, asícomo el rechazo de un amplio sector militar que había soportado el esfuerzo dela guerra, por la negativa a integrar en el ejército a los jefes guerrilleros,el retraso en la paga, la paralización de los ascensos y, sobre todo, por elenvío de tropas a América.

            Su principal objetivo estaba enperseguir a los enemigos del absolutismo. Más de 12.000 “afrancesados” tuvieronque exiliarse y los liberales hubieron de pasarse a la clandestinidad, formandosociedades secretas liberales, como la masonería. Su única salida fue elpronunciamiento  o golpe militar, comolos de Espoz y Mina de 1814, Díaz Porlier de1815, Lacy en 1817… todos ellosduramente reprimidos.

            2.El Trienio liberal (1820-1823).

               Uno de estos pronunciamientos, el promovido por el teniente coronelRiego entre las tropas que iban a embarcar en Cádiz rumbo a América, tuvoéxito. A primeros de marzo de 1820, después de intentar levantar Andalucía conpoca fortuna, de forma espontánea se sumaron al pronunciamiento La Coruña,Zaragoza y Barcelona.

            Fernando VII reacciona con eldecreto del 3 de marzo, enumerando una serie de reformas poco concretas. Antela falta de apoyos, el 8 de mayo en nuevo decreto, promete jurar la Constitucióny en el manifiesto del día 10 expresa: Marchemosjuntos y yo el primero por la senda constitucional. Se constituye una Juntaque convoca Cortes ante las que el rey jura la Constitución de 1812 en julio,aunque desde el principio hizo todo lo que estuvo en su mano por obstaculizarel funcionamiento constitucional.

            El periodo se va a caracterizar poruna importante inestabilidad social y política, caracterizada por: la escisiónliberal entre moderados (partidarios de un gobierno autoritario, sufragio censitario,libertad limitada de prensa, propiedad privada y orden social, surgidos de laburguesía de negocios y diputados procedentes del exilio) y radicales (cámaraúnica, control parlamentario, sufragio universal, libertad de prensa,encarnados en sectores populares, abogados jóvenes, intelectuales y militaresexaltados, la mayoría de las Cortes), el involucionismo del rey, la presión dela calle y la contradicción constitucional al tener un rey absolutista lacapacidad de nombrar a los ministros.

            Aún así elaboraron una importantelabor legislativa, que intentaban desmantelar el Antiguo Régimen:fortalecimiento del propietario en perjuicio del campesino, obligación delclero a jurar la Constitución, secularización de la enseñanza, planificación deuna reforma de la Hacienda, iniciada con la devaluación y recorte de losgastos, se rebajó el diezmo a la mitad y se creó la Contribución TerritorialÚnica y Directa que iba a entrar en vigor en 1823.

            Mientras tanto, alentados por lasconspiraciones del rey y animados por la grave crisis económica surgieronmovimientos de protesta contra el gobierno liberal. La contrarrevoluciónrealista se concretará en la aparición de partidas de campesinos, antesala delcarlismo, en el País Vasco, Navarra, Aragón y Cataluña y en la creación de unaRegencia Suprema de España en Urgell, con la intención de formar un gobiernoabsolutista alternativo al liberal de Madrid. El fracaso de esta Regencia hizoevidente que la única salida del rey era solicitar la intervención de las potenciasabsolutistas. Reunidas estas potencias en el Congreso de Verona en 1822acordaron liberar al rey español. El 7 de abril de 1823 un ejército francés,conocido como los “Cien Mil Hijos de San Luis”, conquistó con facilidad elpaís. El 1 de octubre del mismo año puso fin al último foco de resistencia enCádiz y repuso como monarca absoluto a Fernando VII.

            2.La década ominosa (1823-1833).

               El mismo día en que fue liberado, Fernando VII promulga un decreto,declarando nula la legislación del Trienio. De inmediato, comienza unarepresión terrible contra los liberales: se procesó a todos sus líderes (1.094juicios, 435 presos, 132 ejecuciones, entre ellas las del propio Riego), fuerondepurados todos los funcionarios y profesores de tendencia liberal, seestablecieron Juntas de Fe que censuraron las publicaciones y se creó elVoluntariado Realista que llevó a cabo un ajuste de cuentas que afectó enúltima instancia a unas 800.000 personas.

            No obstante, hubo algunos cambios.En noviembre de 1823 se crea el Consejo de Ministros, se controlan los gastos yse introduce el presupuesto para racionalizar la Hacienda. La Inquisiciónsiguió abolida, se alejó a los absolutistas radicales y se incorporó aministros más próximos al liberalismo como Cea Bermúdez o López Ballesteros.Con estas actuaciones el Absolutismo español se divide, produciéndoselevantamientos a favor de Don Carlos, el hermano del rey.

            En medio de la total atoníaeconómica lo más destacado fue la labor de López Ballesteros en Hacienda, quefrenó el gasto público, consiguiendo un cierto equilibrio presupuestario,aunque no consiguió que los privilegiados contribuyeran.

            Desde 1825, el absolutismo seradicaliza. El manifiesto de los Realistas Puros en 1826, precede allevantamiento del Pirineo catalán de 1827, duramente sofocado. La ruptura conel rey es total.

            A partir de 1830 vuelven loslevantamientos liberales (Espoz y Mina, Torrijos). En 1831 la situación delrégimen absolutista de Fernando VII es insostenible.

            El nacimiento de la futura Isabel IIen 1830 motiva la publicación de la Pragmática que anula la Ley Salica, queimpedía reinar a una mujer. Cuando el rey muere en 1833, las Cortes proclamanheredera a la princesa Isabel. El pretexto dinástico para una guerra civil ydinástica estaba creado.

            4.La emancipación de la América española (1810-1825).

               Varios factores influyeron: la difusión del pensamiento ilustrado y lapropaganda liberal, junto con el éxito de los revolucionarios estadounidenses;el desencanto de los criollos (12% de la población) marginados por el gobiernoespañol al ser excluidos de los cargos de la administración colonial, laruptura de las comunicaciones con la Península y las repercusiones de lainvasión napoleónica en España, que provocó un vacío de autoridad en lascolonias, creando los criollos sus propios órganos de gobierno.

            En el proceso de independenciadistinguimos dos grandes etapas:

            a) 1810-1814

                En 1810 se dan los primeros gritosindependentistas, como el de Hidalgo en Méjico. La Junta de Buenos Aires niegola legitimidad de la Regencia y lo mismo hace la de Caracas más tarde. Pero larestauración en el trono de Fernando VII frena la expansión del movimientoseparatista y, en 1815, la sublevación parece vencida. Sólo en la zona de LaPlata el independentismo continúa activo,

            b) 1816-1825

               Desde Argentina, dando un golpe por sorpresa, San Martín cruza los Andesy conquista Chile, permitiendo la reactivación del movimiento separatista en elnorte, ahora dirigido por Bolívar, quien consigue imponer su proyecto de laGran Colombia, tras la victoria de Boyacá y el Congreso de Angostura de 1819.En Méjico, los criollos ponen en práctica el Plan de Iguala de 1821 que ponefin a la dictadura militar de Iturbide. La Conferencia de Guayaquil de 1822entre Bolívar y San Martín decide sus áreas de influencia respectivas, queaceleran la liberación del espacio colombiano-venezolano. Tras las victorias deCarabobo y Pichincha sólo queda Perú sujeto a España. En 1825, tras la victoriade Ayacucho, Sucre lo libera, independizándose así toda la América hispana aexcepción de Cuba y Puerto Rico.

            El apoyo británico y estadounidensea los separatistas resultó decisivo al facilitarles armamento y reconocer deinmediato a las naciones que iban surgiendo.

            Entre las consecuencias: lafragmentación política de la América hispana una vez fracasado el intento deBolívar de crear unos Estados Unidos de América del Sur (de los 8 estadosiniciales se pasará a 16 veinte años después tras guerras y disputas porcuestiones fronterizas), la pérdida para España de los recursos coloniales, lasupresión de la esclavitud en los nuevos países independientes y un legado dedesigualdades y dominio criollo, frecuentes conflictos civiles y experienciasdictatoriales, el predominio político de los altos mandos militares y ladependencia económica de británicos y estadounidenses.