14. LA CRISIS DEL ESTADO LIBERAL, LA SEGUNDA REPÚBLICA Y LA GUERRA CIVIL

Escrito por manuelvidal 05-01-2013 en General. Comentarios (0)

14

LA CRISIS DEL ESTADO LIBERAL, LA SEGUNDA REPÚBLICA Y LA GUERRA CIVIL

 

14.1.A. PANORAMA GENERAL DEL REINADO DE ALFONSO XIII. INTENTOS DEMODERNIZACIÓN. EL   REGENERACIONISMO,CRISIS Y QUIEBRA DEL SISTEMA DE LA RESTAURACIÓN. LA GUERRA DE MARRUECOS.

   1. Alfonso XIII

                   Elnacimiento del regeneracionismo coincide con la llegada al trono de Alfonso XIIIen 1902 (16 años) Inteligente, espontáneo y atractivo, pero algo superficial yaficionado a la intriga política hay que reconocerle su buena voluntad por serrey de una nación que acababa de sufrir la crisis de 1898.

            Laescasa preparación política que tuvo durante su educación y las prerrogativas realesque le concedía la Constitución, le llevó a nombrar y cesar jefes de gobiernoen sus primeros años de reinado, provocando cierta inestabilidad política hasta1907. Tal actuación produjo la acuñación del término crisis orientales, enalusión al Palacio de Oriente y la participación que en ellas tenía el rey.

            Apartir de 1907 comenzó a consultar a todos los jefes de partido en las crisis políticasy tendió a someterse a las sugerencias de los presidentes del Consejo deMinistros, con lo que permitió una interpretación más liberal de la Constitución;aunque, dado el enorme poder que ésta le había atribuido y el fraudulentosistema electoral, cada vez que deponía a un jefe de gobierno era criticado porconsiderarse su conducta fruto de la inexperiencia, mientras que, el que ganabasu confianza y accedía a dicho cargo, solía pensar que lo hacía por sus propiosmedios. De ahí la mala imagen que tuvo en determinados momentos de su reinado.

               2.El regeneracionismo de los partidosdinásticos

                    En 1902, sustituye al desgastadoSagasta, Francisco Silvela, jefe delpartido Conservador. Austero y moralista intentó apelar a las masas neutras delpaís para introducir cambios en la vida pública. Sin embargo, su actuacióncontradictoria le llevó a abandonar el ejecutivo un año más tarde y a dejar lapresidencia del partido Conservador unos meses después. Los conservadoresquedaron tras él divididos entre los que apoyaban a Raimundo FernándezVillaverde, ministro de Hacienda, y los seguidores de Antonio Maura, que no pudo, al frente del gobierno conseguir laestabilidad necesaria y dejó el poder a fines de 1904.

            Elpartido liberal-progresista, por su parte, había quedado huérfano tras la muertede Sagasta en 1903 y se decidió por la rotación al frente del partido y delgobierno al que accedieron momentáneamente los liberales tras la caída de Maura.El primero fue Eugenio Montero Ríos,en plena decadencia política, y enfrentado a dos graves problemas: la absurdaestructura del ejército y la crítica a su actuación durante la guerra contraEE.UU. Le sustituyó Segismundo Moret,que presentó un programa de reformas, pero que tampoco logró el incondicionalapoyo del partido liberal. Además, a los problemas anteriores, se le sumó elenfrentamiento con los conservadores porque quiso restringir la presencia en lasociedad de las órdenes religiosas. Tras su caída, se sucedieron una serie degobiernos liberales de muy poca duración y sin programa coherente, lo quefacilitó la vuelta de los conservadores al poder.

               3.El «gobierno largo» de Maura (1907-1909)

                   Su experiencia anterior le habíaconvencido de la necesidad de atraerse a las masas neutras y para ello realizóuna intensa acción política desconocida hasta entonces:

                        • Disposiciones de caráctereconómico que constituyen el inicio de una política nacionalista y deintervencionismo estatal: la Ley deprotección de la industria nacional o lade fomento de industrias y comunicaciones marítimas, que repercutieron demanera positiva sobre la siderurgia vasca.

                        • Disposiciones de carácter social:creación del Instituto Nacional dePrevisión y la promulgación de las leyes del descanso dominical, decolonización interior, de emigración, de los tribunales  industriales…El ministro de la Gobernación, Juan de la Cierva, reorganizó la policía yreprimió el bandolerismo.

                        •Disposiciones de carácter político: reformade la Ley Electoral (1907), que introducía el  voto masculino obligatorio, elnombramiento automático de las mesas electorales o la  intervención del Tribunal Supremo para la determinación de la validez de las actaselectorales, pero no se consiguió mayor limpieza.

                        • Disposiciones de carácteradministrativo: Ley de AdministraciónLocal, para dar mayor autonomía a los ayuntamientos. Se incluyó la posibilidadde crear mancomunidades, recogiendo los deseos de Solidaridad Catalanaque había vencido en las elecciones municipales catalanas en 1907.

            Sinembargo, en el mes de julio de 1909,Maura, que hasta entonces no había tenido mayores problemas, hubo de enfrentarseal triste episodio de la Semana Trágica de Barcelona.

            Lasituación de inestabilidad social existente en Barcelona motivada por la confluenciadel movimiento catalanista y la agitación social obrera, estalló cuando elgobierno decidió enviar a reservistas catalanes casados para sofocar unincidente habido en Marruecos, cerca de Melilla. En 1906, en virtud del Tratadode Algeciras, Marruecos había quedado dividido en dos zonas coloniales entreFrancia (la mayor parte) y España (el norte). Ello obligó a España a iniciar lacolonización con la oposición de los marroquíes.

            Duranteel embarque de las tropas se produjeron enfrentamientos y protestas canalizadosy dirigidos por los políticos de izquierdas. Entre el 25 de julio y el 1 de agostoBarcelona vivió jornadas de desórdenes. La revuelta fue reprimida con grandureza. El gobernador civil dimitió ante los excesos militares y del ministrode la Gobernación. De la Cierva aisló Cataluña porque decía que el movimiento,en el fondo, era catalanista. Los radicales de Lerroux y los anarquistas fueronculpados sin razón, pues la revuelta careció de contenidos políticos yobjetivos concretos, aunque en una semana se quemaron 63 edificios y murieronmás de 100 personas.

            Fueronarrestadas más de 1.000 personas y hubo condenas a muerte, aunque sólo fueran ejecutadas5, siendo Francisco Ferrer Guardia la persona más conocida, por ser el creadorde escuelas anarquistas en Barcelona y convertido desde entonces en un mito.

            Despuésde la durísima represión, los liberales exigieron la salida de Maura, aceptada porel rey en octubre de 1909 sin que éste hubiera presentado la dimisión. Les ucediódurante unos meses Segismundo Moret, incapaz de hacer frente a los acontecimientosy enfrentado no sólo a los conservadores sino a su propio partido liberal.

               4.Canalejas (1910-1912)

                   En febrero de 1910, José Canalejassustituye a Moret. Estadista de gran talla y de sólida formación intelectual,inició el regeneracionismo desde el punto de vista liberal. Su figura deizquierdas nunca fue bien acogida por el rey y tuvo que enfrentarse aproblemas, sobre todo de orden público, pero supo superarlos con autoridad,tranquilizando a las clases conservadoras.

            Sulabor legislativa fue más discreta que la de Maura.:

                        • Presentó un proyecto parasustituir el impuesto de «consumos» por un  impuesto progresivo sobre las rentas urbanas, que salióadelante pese a las protestas de las clases acomodadas.

                        • Otra medida popular fue la reformade la Ley de reclutamiento, queestablecía un servicio militar obligatorio en tiempo de guerra y en tiempo depaz, pero que sólo duraría cinco meses a cambio del pago de una suma de dinero.

                        • Disposiciones de carácter social:normativas sobre el trabajo de la mujer o los contratos de trabajo.

            Perolas dos grandes cuestiones abordadas durante su gobierno fueron:

                        • El proyecto de Mancomunidadesprovinciales, presentado en diciembre de 1911  por los catalanes, al margen de una ley general de Administración Local. Enmayo de 1912  el gobierno  presentó un proyecto menos amplio, pero que irritó a la oposición  conservadora y centralista. No  obstante, Canalejas consiguióque el proyecto fuera aprobado en el Congreso, pero cuando estaba pendiente desu tramitación en el Senado, fue asesinado.

                        • La Ley del Candado. Partíade la idea de Canalejas de que el retraso cultural español estaba motivado porel Concordato y que la mejor solución era separar Iglesia de Estado. Pero Romano aceptó, y en diciembre de 1910 se aprobó esta ley, por la cual no podríanestablecerse  nuevas órdenes  religiosas en España, sin previaautorización. Pero la ley careció de eficacia al vincularse a la aprobaciónposterior de una ley de Asociaciones que incluía las religiosas.

            Lalabor de Canalejas quedó truncada al ser asesinado el día 12 de noviembre de1912 en la Puerta del Sol, a manos de un anarquista, que no pretendía acabarcon él, sino con el rey.

            Trassu muerte, el regeneracionismo entró en crisis, así como los propios partidos dinásticosque comenzaron su fragmentación, lo que supuso la existencia de gobiernosinestables presididos por los sucesivos líderes del liberalismo (Romanones,García Prieto, Santiago Alba), sin que ninguno consiguiera cohesión o programa.

               5. EduardoDato  (1913-1915)

                    Sucesor de Maura al frente del partidoConservador accedió a la jefatura de gobierno en octubre de 1913. Contó con laoposición de los liberales y del maurismo conservador desde el primer momento.Eludió el enfrentamiento en las Cortes al mantenerlas cerradas durante 18 mesesde los 25 que duró su mandato. Su medida más importante fue la aprobación pordecreto, en diciembre de 1913, de las Mancomunidades, solución que nosatisfizo ni a la Lliga Catalana ni a Cambó, que solicitaba una legislacióneconómica que Dato no pensaba conceder. Su gobierno cayó cuando en las Cortesla oposición solicitó al gobierno una legislativa destinada a solucionar losgraves problemas económicos.

               6. Romanones(1915-1917)

                    Jefe de los liberales, sucedió a Dato eintentó reconstruir el partido que tanto daño había sufrido al morir Canalejas.Con Santiago Alba en Hacienda, propuso un amplio programa de reformaseconómicas, que iban desde las fiscales al desarrollo de la industria, medianteun presupuesto extraordinario que se destinaría en un alto porcentaje a lainstrucción pública, riegos y construcción de carreteras.

            Piezaimprescindible era la implantación de una contribución sobre los beneficios extraordinariosproducidos por la Primera Guerra Mundial, en la que España se mostró neutral;que no salió adelante por la oposición de los sectores conservadores. Elfracaso de Alba coincidió con las maniobras de Romanones en política exteriorque finalmente provocaron su caída.

            Lesustituyó García Prieto que no aportó nada nuevo y que le tocó enfrentarse a lacrisisde 1917.

               7. Lacrisis de 1917   

        a. Preliminares

            La guerra alteró el mercado mundial. Las principalespotencias pasaron a ser beligerantes y de exportadoras a importadoras de lospaíses neutrales, como España. Como consecuencia, los precios de las materiasprimas, productos industriales básicos, mineros e incluso alimenticios subieronde manera vertiginosa. En España se reactivó la economía produciendo un mayordesequilibrio entre empresarios y obreros. Valga como ejemplo: entre 1914 y1920 (tomando como base 100 para el año 1913), los salarios nominales subieronhasta un índice 179,3; los beneficios empresariales hasta 214 y los precioshasta 227,6. Al tiempo se crearon 3.486 sociedades anónimas (entre ellas elBanco Central, el Urquijo, la Babcock and Wilcox, la Transmediterránea de Navegación…)

            Estadesigualdad entre salarios y beneficios favoreció el crecimiento y laimplantación de las organizaciones obreras. La UGT pasará en menos de 3 años demenos de 100.000 afiliados a240.000; el PSOE, de 15.000 a más de 50.000 y laCNT llegará a tener 650.000afiliados en 1919.

Por otro lado, la Gran Guerradividió a la sociedad entre germanófilos(conservadores y la mayoría de los militares), aliadófilos (intelectuales, liberales, radicales y republicanos yun amplio sector del PSOE) y neutralistas(un sector minoritario del PSOE, Dato y algunos sectores conservadores).

En diciembre de 1916 la UGT y laCNT llaman a la huelga contrala carestíade la vida para el día 16. El paro fue total y sorprendió al gobierno deRomanones. No hubo respuesta política a la primera llamada de atención. Paraentonces:

                        • El turnismo de la Restauración estabatotalmente desacreditado por las consecuencias de las pérdidas colonialesy por la fragmentación de los partidos políticos durante elregeneracionismo.

• El Estado controlaba cada vezmenos sus propios aparatos, empezando por el de Defensa. En  el Ejército existía un fuerte descontento porel sistema de ascensos y por el alza del coste de la vida  que perjudicaba a aquellos que cobraban un sueldo fijo. En esta situación ycomo réplica a un Real  Decretode 1916, comenzaron a crearse en Cataluña, y luego en todas las CapitaníasGenerales, unas  Juntas  de Defensa del Arma de Infantería, a lasque siguieron las de Caballería. Su actuación fue  decisiva en la caída del gobierno liberal de García Prieto y del conservadorde Dato en 1917. A partir  de  entonces, el militarismo quedó reforzadoaunque dividido entre junteros y africanistas.

• Los políticos de la burguesíacatalana consideraron el momento propicio para hacer cambios  constitucionalesque recogieran sus aspiraciones. Pero tanto el presidente de  las Cortes, Sánchez  Guerra, como el jefe de gobierno, Dato, se negarona convocar las Cortes. La respuesta fue la formación de una convocatoria a asamblea extraoficial de parlamentariospara el 19 de julio. El gobierno  ocupómilitarmente Barcelona; del resto de España llegaron 3 senadores y 21diputados. La Asamblea comenzó, pero fue disuelta por gobernador civil, Matos.No obstante, su  petición de Cortes Constituyentes y de un gobierno que encarne y represente lavoluntad soberana del país fue difundida por todos los rincones.

                   b. La huelga general de 1917

           Esta situación de pre crisis se produce cuandoel desnivel entre los beneficios empresariales y los salarios resultaba escandaloso.PSOE y UGT iniciaron la preparación de una huelga general, como paso previo auna revolución democrática que pasaba por la convocatoria de CortesConstituyentes por un gobierno provisional representativo, que supliese a laCorona.

La huelga comenzó el 13 de agosto,con seguimiento total en Madrid, Barcelona, Bilbao, Zaragoza, Oviedo y cuencaminera asturiana, zonas industriales de Cataluña y País Valenciano, minas deLinares, Peñarroya, Riotinto, Cartagena, León, Palencia y numerosas capitalesde provincia. Fue menos seguida en ferrocarriles, pese a que su origeninmediato fue la amenaza de huelga ferroviaria votada por el sindicato ugetistadel ramo.

Según Tuñón de Lara la huelga fuemedio provocada por el propio gobierno, sabedor de que el proyectorevolucionario estaba aún inmadura y que el desorden subsiguiente seríautilizada por el gobierno para presentarse como paladín del orden social amenazado.

En su sometimiento fue utilizadoel ejército (pese a las quejas de las Juntas). El saldo fue de casi un centenarde huelguistas muertos y centenares de heridos. Se detuvieron a unas 2.000personas, entre ellas el comité de huelga (Besteiro, Largo Caballero, Anguianoy Saborit) a quienes un consejo de guerra condenó a cadena perpetua.

            Peseal fracaso de los objetivos de la huelga, los partidos obreros salieronreforzados, como demuestran las acciones realizadas al año siguiente.

       c. La crisis del Estado. El problema marroquí.

           La crisis se reactivó cuando en marzode1918 Alfonso XIII encontró serias dificultades para encontrar gobierno. En octubrede 1917, las Juntas militares habían hecho caer a Dato y en plena celebraciónde la II Asamblea de Parlamentarios, el rey consiguió que la Lliga de Cambó sedescolgase y participase en el Gobierno central. Esta colaboración haría perdera la Lliga su hegemonía en el nacionalismo catalán.

El nuevo gobierno de GarcíaPrieto, llamado de concentración, pronto se vio superado por la primera huelgageneral de funcionarios de Correos y Telégrafos, mientras el ejército amenazabacon intervenir. Las elecciones del 24 de febrero resultaron más limpias que decostumbre, en las que por primera vez se constituye el grupo parlamentariosocialista (6 escaños). En la noche del 20 al21 de marzo, el rey formó ungobierno de unión nacional presidido por Maura, pero no duró mucho. Llegabanlas primeras noticias de la revolución bolchevique que dividieron a todos lospartidos socialistas de Europa, impidiendo que en España se presentara unaalternativa de poder.

Lo que sí creció fue la violencia,tanto por parte de los trabajadores como por parte de los patronos yempresarios. En el campo, la patronal agraria, a través de los casinos de labradores replicaron con durezaa los huelguistas campesinos. El Marqués de Comillas crea el Centro de Defensa Social, como un auténticocuerpo supletorio de policía (en Madrid se entregaron a los socios más de 6.000fusiles, tercerolas y pistolas). Por su parte, la Iglesia movilizó a la Acción Católica para imponer el orden através de sus organizaciones.

La situación de desorden ydesconcierto era total por la escasa organización de las fuerzas opositoras alrégimen. El sistema político de la Restauración hacía aguas por todos lados. Ala solicitud de autonomía en el País Vasco y Cataluña, el aumento de lashuelgas y crecimiento de las organizaciones obreras, la violencia obrera ypatronal y la difícil convivencia entre los partidos políticos tradicionales yel ascenso de los partidos obreros, se sumó el recrudecimiento de la guerra deMarruecos.

Entre 1915 y1921 se sucedieronsiete jefes de gobierno y 16 gabinetes ministeriales sin aportar soluciónalguna a la crisis planteada.

Finalmente, un hecho vino a actuarde acelerador para que la crisis desembocase en la ruptura del sistemaconstitucional: la derrota militar de Annual, de julio de1921, que costó 14.000bajas en el ejército y que en brevísimos días causara el desplome de toda lazona oriental del Protectorado marroquí. Maura, nombrado jefe de gobierno, fueimpotente para desbloquear la investigación del general Picasso por losucedido. Sánchez Guerra, que lo sustituyó tuvo la energía suficiente paraprocesar al general Berenguer y destituir a los generales Martínez Anido yArlegui de sus puestos policiales en Barcelona. Pero no pudo resistir elescándalo de las responsabilidades, que alcanzaban en última instancia alpropio rey y cayó durante el debate en las Cortes, en diciembre de1922.

Intentó entonces Alfonso XIII ungobierno de concentración liberal, queabarcaba desde los romanonistas hasta los reformistas, pero carente de mediospara dominar la situación (se encontraba entre dos posiciones muy agresivas: elejército, la Iglesia y los conservadores por un lado, y los extremistas deizquierdas, por otro), vio como el 1 de septiembre dimitían tres ministros pordisentir de la nueva ofensiva en Marruecos que el gobierno había decidido. Elsistema se derrumbaba y ya por entonces estaba en marcha el golpe de Estado dePrimo de Rivera que se haría efectivo el 23 de septiembre de 1923.

 

14.1.B. LA DICTADURA DE PRIMODE RIVERA.

1. Causas del golpe de Estado

La crisis marroquí, derivadadel desastre de Annual. La derrota provoca dos movimientos de oposición; por unlado el ejército que pide un cambio de rumbo político y más medios para vengarla afrenta producida por Abd-el-Krim, y por otro la opinión pública contraria ala guerra que exige responsabilidades. Ante la negativa a aumentar elpresupuesto, los militares, especialmente los africanistas se suman al golpe.

El problema de lasresponsabilidades por el desastre. La tramitación del expediente Picassodio lugar a fuertes enfrentamientos en las Cortes y en el estamento militar,pues las responsabilidades se extendían al Alto Comisario de Marruecos, el generalBerenguer y al propio rey. La disolución de las Juntad de Defensa en 1922contribuyó a soliviantar los cuarteles.

El orden público. Desde 1919 sesucedían disturbios, huelgas y enfrentamientos callejeros. La patronal habíaevolucionado hacia posturas intransigentes, llegando a estar en Barcelonadetrás del llamado Sindicato libre,un grupo de pistoleros enfrentado a los anarquistas a tiro limpio. Losasesinatos arreciaron cuando las fuerzas policiales comenzaron a aplicar lallamada Ley de fugas. El clima seagravó especialmente tras el asesinato de Eduardo Dato en 1921, a manos de tresanarquistas por haber impulsado la ley de fugas desde el gobierno. Ante talsituación los sectores oligárquicos apoyaron el golpe.

El auge de los nacionalismos.Sentidos como una amenaza separatista por parte de los grupos conservadores yamplios sectores del Ejército, aunque por entonces estaba lejos de ser unarealidad.

Los conflictos internos en lospartidos del régimen. Divididos, incapaces de conseguir gobiernos estables,consiguieron el desprestigio del sistema parlamentario. Republicanos,regionalistas y, sobre todo, socialistas, obtuvieron un importante éxitoelectoral en la primavera de 1923 con la promesa de terminar con la guerra deMarruecos. Tal ascenso era una seria amenaza para el modelo político-social dela Restauración.

La presión de la opinión pública. Desengañadadel régimen y exasperada por la ineptitud para atajar el problema delcaciquismo, el alza de precios y la cuestión marroquí, se manifestaba a travésde la prensa, tanto de izquierdas como de derechas. La posibilidad de un hombrefuerte que pusiera orden comenzó a ganar adeptos.

La posición del rey que, aunqueno estuvo detrás del golpe, no se opuso y contribuyó a que el nuevo régimen dictatorialse afianzara, ligando su futuro al de su propia persona.

El contexto internacional. En1923 se ha producido ya la Marcha sobreRoma de Mussolini, mientras que en Centroeuropa predominaban los gobiernosautoritarios, al tiempo que retrocedían las democracias. El propio Primo deRivera se declarará partidario del fascismo, viajando con Alfonso XIII a Romaen 1924.

La conspiración se va fraguando a lo largo de los meses que transcurrenentre las elecciones de primavera y el mes de septiembre. Desde junio, losprincipales generales llegan al acuerdo de organizar el golpe, instaurar ungobierno fuerte y evitar la desunión del Ejército. En los primeros días deseptiembre acuerdan que sea Primo de Rivera, Capitán General de Cataluña, quienlo dirija. Este redacta su Manifiestoy el día 12 se subleva. El golpe triunfa gracias al silencio de Alfonso XIII,quien, tras retrasar su regreso a Madrid desde San Sebastián, acaba, en lamañana del día 14, encargando al golpista la jefatura de gobierno.

 2. La formación del Directorio Militar.

            Elnuevo régimen se presentó al país como un proyecto regeneracionista que queríacorregir los defectos del sistema político, acabar con el caciquismo, peromanteniéndose fieles al modelo de la Restauración.

Pero ya las primeras medidastomadas nos advierten que se quiere implantar una Dictadura en la que elEjército monopolizará el poder. El día 15 el rey nombra a Primo de Riveraministro único y éste forma, a título consultivo, un Directorio militar, cuyasprimeras medidas fueron:

• Declarar el «estado de guerra»en todo el territorio

• Sustituir los gobernadoresciviles por militares

• Sustituirla mayor parte de los altos cargos de la Administración por militares  o por  funcionarios de segunda filaque hubieran destacado por su eficacia y moralidad.

• Suspensiónde las garantías constitucionales sobre tiempo de  detención, mandamientojudicial  previo, libertad dedomicilio, asociación, reunión y expresión.

• Disolución del Congreso y de laparte electiva del Senado. El poder legislativo quedaba eliminado.

• Férrea censura de prensa sobrela Dictadura y sobre la guerra de Marruecos.

 Hasta el mes de diciembreactúa como gobierno provisional, pero a partir de enero de 1924 se toman unasmedidas para institucionalizar el régimen militar, que se prolongará hastadiciembre de 1925.

No obstante, la oligarquía deterratenientes e industriales siguió controlando la vida económica y social,aprovechándose del orden social para incrementar su fortuna en medio de la olade prosperidad que caracterizó a los primeros años veinte.

Las principales actuacionesfueron:

Reestructuración de la Administración  para acabar con el caciquismo y la corrupción.EstatutoMunicipal  (1924) y EstatutoProvincial (1925). El primero, obra de José  Calvo Sotelo  buscaba  una mayor autonomía para los municipios y acabar con el caciquismo,pero en la práctica, la  autonomía  quedó recortada al darse a los gobernadores excesivas competencias. No  obstante, se produjeron  avances: inversiones enriegos, alcantarillado, obras públicas, dotaciones escolares y sanitarias, enparte  facilitado por la prosperidadeconómica. Con el Estatuto Provincial se buscaba reforzar el control del Estadoa través de los gobernadores provinciales, primeros militares y luego civiles,que controlaban el poder ejecutivo y nombraban a alcaldes y diputadosprovinciales. También  se  crearon como  auxiliares  suyos, los delegados gubernativos en cada partido judicial, a sus órdenes ycon competencias  de  fiscalización de la vida local.

El apoyo al régimen. Para reforzarlo e impulsar el espíritu cívico Primo de  Rivera extendió  la institución catalana del Somaténa todo el país, como un cuerpo armado auxiliar y contrarrevolucionario,pero  que fuera de Cataluña apenastuvo implantación. Fue sobre todo la Unión Patriótica el modo  de coordinar y unificar los apoyos a la Dictadura. Concebido como unpartido único, y toda vez que se habían disuelto las  Cortes, necesitaba cuadros  locales y nacionales  que sustentasen  el régimen. En 1926, de  esta organización saldrían los miembrosde la Asamblea Nacional que intentaría  dar  una nueva Constitución a la Monarquía.

El problema regionalista, fue uno de sus grandes fracasos. Para eldictador regionalismo  y separatismo resultabansinónimos. Prohibió el uso de la bandera nacional y su himno, al tiempo querestringía el uso del catalán al ámbito privado. En enero de 1924disolvía  las  Diputaciones, la Mancomunidad  catalana fuelanguideciendo, al tiempo que los políticos catalanes le retiraban  su inicial apoyo. Lo  que empujó al nacionalismo catalán hacia la República, bajo elliderazgo de Francesc Maciá.

El orden público. Metido en el mismo saco  el movimiento obrero, el terrorismo  anarquista  y la  delincuencia, se dictaroninstrucciones para reprimir cualquier tipo de manifestación o protesta.

La cuestión de Marruecos. Fue su principal éxito. En un principiose mostró partidario  de  negociar: disminuyó los efectivos militares,se retiró de Yebala y Xauen, y amnistió a los encausados por el expedientePicasso. Esto motivó la reacción de los militares  africanistas, encabezados  por Sanjurjo, Queipo de Llano, Millán Astray y  Francisco Franco, que  llegaron  casi  a  la insubordinación. Afortunadamente, el avance de Abd-el-Krim sobreterritorio  del  protectorado francés, provocó  la  petición de  colaboración por partefrancesa en abril de 1925. En el mes de septiembre se produce el desembarco de Alhucemas en plena retaguardia marroquí. Apenas un año despuésAbd-el-Krim es derrotado. La victoria  fue  muy popular y le renovó el apoyo de laoligarquía, dando un respiro a la Dictadura cuando  la  oposición comenzaba a organizarse.

3. El Directorio Civil. La evolución económica, social y política.

    Sustituye al anterior en diciembre de 1925,con sólo un militar en Gobernación. Destacaban en este primer gabinete, CalvoSotelo en Hacienda, el conde de Guadalhorce en Fomento y Eduardo Aunós enTrabajo. Supuso la vuelta del ejército a los cuarteles. Propuso la formación deuna AsambleaNacional Consultiva ya en 1926, pero no convocada hasta el añosiguiente. Constituida por 400 miembros elegidos como representación orgánicade municipios, provincias, Iglesia, Ejército, sectores de la cultura, intereseseconómicos, mediante un proceso electoral de sufragio restringido ycorporativo. Se le encargó la misión de elaborar el equivalente a una nuevaConstitución.

El proyecto de texto se presentóen 1929 y no satisfizo a nadie. Promulgaba un Estado no democrático, sinsoberanía nacional ni división de poderes, con una Cámara única, la mitad decuyos miembros era nombrado por la Corona, y en el que se otorgaba al reyamplios poderes ejecutivos y legislativos. Pero la Asamblea resultó un fracaso.La Unión Patriótica no llegó a arraigar. En 1929 estaba claro que ni laAsamblea ni el partido sobrevivirían al dictador.

Si el régimen aguantó hasta 1930fue por la bonanza económica surgida tras los acuerdos de Locarno (1925) y losplanes de financiación norteamericana en Europa.  La industria española creció y también lohizo la agricultura, aunque en menor grado, coincidiendo con una escasaconflictividad basada en la estabilidad del empleo y el sostenimiento de lossalarios. La dictadura aprovechó para realizar una política de intervencióneconómica de carácter paternalista que no permitió hacer los cambiosestructurales necesarios y no se tradujo en un auténtico desarrollo. Surealización más importante fue la política de inversiones en infraestructuras.

En cuanto a política social, Primode Rivera creó el Consejo Nacional del Trabajo en 1924 que, a partir de 1925, conla llegada de Aunós al Ministerio de Trabajo, produjo una legislación corta,paternalista, pero positiva:

• El Código de Trabajo que regulaba los contratos, los tribunaleslaborales y los accidentes.

• La aprobación en 1926 delsubsidio para familias numerosas

• En 1929 se creaba el seguro dematernidad y apoyo a los emigrantes

• En 1926 se constituye la Organización Corporativa del Trabajo,imitando el modelo  italiano, con  el que se trataba de formar organizaciones mixtas de patronos yobreros para regular los problemas laborales. La organización funcionó sin apenas enfrentamientos. LaUGT y el  PSOE  se dividieron  entre  quienes eran partidarios de colaborarcon el régimen y quienes, como Indalecio Prieto o Fernández  de los Ríos, se negaban a ello. En losprimeros años hubo colaboracionismo, pero tras la muerte  de Pablo  Iglesias en 1925, susucesor, Julián Besteiro, rechazó seguir la misma línea y pasó a  la oposición. El  anarquismo también quedó dividido entre losque proponían la lucha pacífica y los que defendían  la insurrección armada. Estos últimosfundarían en 1927 la Federación Anarquista Ibérica (FAI). El  Partido Comunista, prohibido por el régimen, siguió creciendo, pero con escasopeso social y político.

            4. La oposición a la Dictadura y la caída de Primo de Rivera.

     A partir de 1927, la incapacidad delrégimen para renovarse, junto a la irritación de los grupos de oposición por elinmovilismo y el desgaste de la Monarquía, hace revivir las movilizaciones yprecipitan su final. Los grupos opositores fueron:

La vieja clase política de los partidos del turno, que se negaron acolaborar, exigen del rey  la  convocatoria de elecciones y elrestablecimiento de la Constitución, ante la negativa del rey, se  fueron alejando de la instituciónmonárquica, llegando algunos al republicanismo, como Alcalá Zamora.

El movimiento republicano no se activó hasta 1926 con la fundaciónde Alianza Republicana, que  contó con unos 100.000 afiliados. En1929 se funda el  Partido  Republicano  Radical Socialista. Ynumerosos intelectuales como Unamuno, Ortega e el socialista Prietopasaron a apoyar a la República.

El Ejército, también vio crecer el descontento provocado por lasrivalidades  personales,arbitrariedades en los ascensos, incidentes como la Sanjuanada de 1926 que enfrentó al arma  de Artillería  con  Primo de Rivera y la oposición de lossectores más liberales, con Queipo de Llano, Weyler y Aguilera al frente.

La intelectualidad también se opuso a la Dictadura, destacandoUnamuno, Marañón y Jiménez de Asúa por su combatividad. Los de lageneración del 27 no se movilizarían hasta 1930.

La izquierda obrera comenzó a movilizarse a partir de 1927,radicalizándose desde 1929 cuando la crisis económica sacudió de nuevo al país.

 La descomposición de ladictadura es ya evidente desde mediados de 1928, y aunque la propia enfermedaddel dictador contribuyera a ello, lo cierto es que la incapacidad paraencontrar una salida al régimen acabó por hundirla. En febrero de 1928 seproduce un intento de sublevación militar. Desde marzo se suceden lasmanifestaciones universitarias organizadas por la FUE (Federación UniversitariaEscolar), respondiendo el gobierno con el cierre de la Universidad de Madrid yla detención del líder estudiantil, Sbert. En respuesta, Ortega, Sánchez Román,Jiménez de Asúa y Menéndez Pidal abandonan sus cátedras.

En otoño, los disturbios crecen alsumarse las huelgas obreras provocadas por el hundimiento de la peseta, lacrisis financiera y la inflación. Los propios empresarios criticaronabiertamente la política gubernamental. Primo de Rivera, enfermo y presionadohace un último intento ante el rey, presentando un nuevo proyecto de AsambleaÚnica y régimen autoritario. El rey aplaza su respuesta y el 27 de enero de1930, en medio de preparativos de conspiración militar (Goded y Ramón Franco),el dictador presenta su dimisión. Tas hacer un nuevo Manifiesto de despedida se exilia en París, donde morirá mes ymedio más tarde.

 5. Elgobierno Berenguer. La transición a la República.

      Alfonso XIII encarga formar gobierno a suJefe de la Casa Militar, el general Berenguer. Su objetivo era preparar lavuelta al régimen constitucional, pero pronto se vio su imposibilidad. Pocohábil y falto de apoyos, su ministro, Argüelles, cometió el error de reducir elgasto público, paralizando las obras públicas justo cuando empezaban a sentirselos efectos del «crack» del 29 y aumentando el paro.

A lo largo de 1930 la oposiciónfue organizándose:

• Algunos monárquicos tradicionales se declararon «monárquicos sin rey»,mientras otros  se pasabanal republicanismo, como Alcalá Zamora o Miguel Maura. Sólo la línea dura,representada  por  La Cierva o Angel Herrera, mantuvo suapoyo al rey a través de la UniónMonárquica Nacional.

• Se multiplicaron los partidos republicanos: Acción Republicana (Azaña y Giral), Partido Republicano Radical (Lerroux), Partido Republicano Radical Socialista (Marcelino Domingo)

• El regionalismo se hizorepublicano: la Organización RepublicanaGallega Autónoma (                                  CasaresQuiroga), el Estat Catalá deMaciá.

• El movimiento obrero giró también hacia el republicanismo a partir de1930.

• Sectores intelectuales y estudiantiles

• Sectores del Ejército, especialmente los jóvenes oficiales del Cuerpo deAviación y el Arma de Artillería.

En agosto se reúnen losprincipales representantes de los partidos republicano y regionalista: Pactode San Sebastián. Se organiza un Comité Revolucionario, encabezado porAlcalá Zamora, encargado de contactar con los militares y los partidos obrerospara organizar un levantamiento. El socialismo se une al Pacto en octubre ypoco más tarde lo hará la CNT. Los acontecimientos se precipitan. Se prepara elgolpe para el 15 de diciembre, dirigido por Queipo de Llano y Ramón Franco. Eldía 12, ante el temor a que se descubra, los capitanes Fermín Galán y GarcíaHernández se sublevan en Jaca, pero serán reducidos y ejecutados. Al díasiguiente la mayor parte del Comité Revolucionario es detenido y encarcelado,mientras el resto pasa a la clandestinidad. Pese a ello, los conjurados lointentan el 15 en Cuatro Vientos, pero faltos de apoyo, huyen a Portugal enavión

No obstante, el paro, la inflacióny la tensión social empujan a la opinión pública hacia la oposición. Enfebrero, varios intelectuales, como Ortega y Gasset y Pérez de Ayala, publicanun manifiesto en defensa de la República, respondiendo el gobiernoreinstaurando la censura.

En ese mismo mes Berenguer hace unintento por convocar elecciones, pero sólo los más conservadores estabandispuestos a participar. Ante ello, dimite el 14 de febrero. Alfonso XIII, trasel fracasado intento de Sánchez Guerra por incorporar a un posible gobierno alos miembros del Comité Revolucionario, encarga formar gobierno al almirante Aznar, que improvisó uno decircunstancias que se limitó a convocar elecciones municipales para el día 12de abril. En las semanas siguientes, el juicio contra los sublevados en CuatroVientos y contra el Comité Revolucionario, se convirtió en un auténtico mitinrepublicano y los acusados salieron en libertad ante el escándalo de la prensamonárquica.

Las elecciones del 12 de abril serealizaron sin incidentes porque nadie esperaba un cambio radical. Sin embargo,aunque la mayoría de los concejales resultaron monárquicos, los republicanosfueron elegidos en prácticamente la totalidad de las capitales de provincia yen las ciudades importantes, donde las elecciones fueron más limpias. Como reconocióel propio Aznar el día 13 a los periodistas, el país se había acostado monárquico y se había levantado republicano.

 

14.2.A LA SEGUNDA REPÚBLICA: LACONSTITUCIÓN DE 1931 Y EL BIENIO REFORMISTA. REFORMAS Y      REALIZACIONES CULTURALES.

             1. Elmarco bhistórico.

        El crack de 1929 y la Gran Depresiónsubsiguiente (1929-1932) acabaron con el periodo de prosperidad de los años 20,provocando enfrentamientos e intolerancia en la sociedad occidental, causantede la crisis de las democracias europeas.

La población se radicalizó políticamente, polarizándose en un totalitarismoestalinista antifascista y en uno de derechas anticomunista, que tuvo comomodelo el fascismo italiano de Mussolini, que triunfará en Portugal conOliveira Salazar y en Alemania con Hitler (1933). Ambos totalitarismoinfluyeron en los países europeos. Mientras algunos sectores de la derecha vana fascistizarse, otros de la izquierda se bolchevizarán.

Por otro lado, el capitalismo, por efectos de la depresión, entra encrisis, teniendo los Estados que intervenir en la economía, creando empresaspúblicas que serán destinadas a fines muy diversos. En Italia y Alemania aproducir un armamento cada vez más letal que será ensayado en la Guerra Civilespañola.

Así, la democracia y la república llegó a España en unas circunstanciasinternacionales poco propicias.

Para 1931, España es un país atrasado económicamente y con enormesdiferencias de clase. Tenía una población de 23,5 millones de habitantes, lamayoría campesinos (el 45,5% de la población activa), por lo que seguía siendopredominantemente rural, con unas estructuras arcaicas y una propiedad malrepartida: unas 10.000 familias poseían más de la mitad de las tierras y deellas dependían 2 millones de jornaleros.

El proteccionismo generalizado producido por el crack de 1929, frenó elcomercio exterior español. La peseta se devaluó, la Bolsa se derrumbó, laminería asturiana y la siderurgia vasca se estancaron. Por otra parte, lallegada de la República originó una fuga de empresarios y capitales hacia elextranjero (Palafox estima en 1.000 millones de pesetas los que dejaron deinvertirse en la industria y en el campo). En consecuencia, aumentó el paro ylas huelgas, siendo 1933 el peor año de la crisis con 600.000 parados (el 60% campesinos).

2. El fin de la monarquía

       Vino motivado por el fracaso de la Dictadura de Primo de Rivera y sualianza con el trono, que fortaleció las tesis republicanas con la formación dela Alianza Republicana (radicales de Lerroux, Acción Republicana de Azaña yradicales-socialista de Marcelino Domingo), que junto al PSOE y losnacionalistas catalanes firmarán en 1930 el Pacto de San Sebastián, paraimplantar la República y dar un estatuto a Cataluña. Por otro lado, laaceptación de Alfonso XIII de la Dictadura, hizo que muchos monárquicosrepudiaran la monarquía. El 12 de abril vencen los republicanos en laselecciones municipales, el 13 la posición del rey es insostenible, el 14 demadrugada marcha al exilio, por la mañana se proclama la Segunda República y senombra un gobierno provisional.

3. El gobierno provisional

       Está integrado por losfirmantes del Pacto de San Sebastián y estuvo presidido por Alcalá Zamora. Deabril a diciembre acometen las siguientes reformas:

Militar.Azaña promulga su ley en 1931 con dos objetivos básicos: reducir el gastomilitar y hacer más operativo al ejército. Permitió que pasaran a la reservalos jefes y oficiales que lo desearan, conservando el sueldo íntegro (84generales, 8.650 oficiales y 1.866 mandos menores, cerca del 50% del total). Alresto le exigió fidelidad a la República. Eliminó los cargos de capitán generaly de teniente general, cerró la Academia Militar de Zaragoza y suprimió losascensos por méritos. Subió los salarios de la Guardia Civil, de losCarabineros y creo la Guardia de Asalto.

Educativa. Para atajar el altoíndice de analfabetismo. Se construyeron 6.750 escuelas, se crearon 7.000plazas de maestro a los que se subió el sueldo y se proporcionaron cursosnocturnos para adultos en las Universidades Populares.

Agraria. Desde el ministerio deTrabajo, Largo Caballero promulgó una serie de leyes que establecieron lajornada laboral de 8 horas, la obligatoriedad a los patronos de contratar a losjornaleros del término municipal, fijó el salario mínimo, prohibió desahuciar alos arrendatarios por falta de pago y decretó el laboreo forzoso de aquellastierras que debiendo estar cultivadas no lo estaban.

Iglesia.Perderá las subvenciones del Estado, siendo la enseñanza de la religión noobligatoria. También se les apartó de la enseñanza y de otras actividadeseconómicas no relacionadas con su profesión. El creciente anticlericalismoincontrolado supuso la quema entre el 11 y el 12 de mayo de un centenar deiglesias y conventos en Madrid y otras ciudades. Ante estos hechos, la Iglesiay los católicos se opusieron frontalmente a la República casi desde el primermomento.

            4. La Constitución de 1931.

                 El28 de junio de 1931 se celebraron las primeras elecciones generales para CortesConstituyentes. Cuatro millones y medio de españoles votaron (70% del censo).El partido más votado fue el PSOE (116 escaños), seguido del Radical de Lerroux(90 escaños) y del radical-Socialista (57). El partido de Azaña tuvo 26diputados, Esquerra Republicana, 36, la ORGA de Casares Quiroga, 15 y el PNV,14. 90 diputados obtuvieron las derechas republicanas y 30 los monárquicos. Lasnuevas Cortes elaboraron una Constitución que fue aprobada el 9 de diciembre de1931.

          Se trata de una Constitucióndemocrática que recoge las ideas socialistas y republicanas con el objetivo decambiar radicalmente las estructuras del Estado. Definía España como unaRepública de trabajadores (artículo 1). Reconoce la libertad de cultos, deexpresión, de reunión y de asociación, suprimía la censura previa. Se protegenlos derechos de los trabajadores (seguros de desempleo y de enfermedad), laposibilidad de que a mujer ocupe cargos públicos y el matrimonio civil y eldivorcio.

          El poder ejecutivo y elPresidente de la República son elegidos y sus actos aprobados o censurados porlas Cortes (poder legislativo).

          Fue muy discutida lacuestión religiosa. Finalmente, a pesar de los deseos de expulsar a todas lasórdenes religiosas y la confiscación de sus bienes, solo se aplicó a losjesuitas. En el plazo de dos años la Iglesia dejaría de percibir subvencionesdel Estado y se le prohibiría ejercer la enseñanza.

          También fue muy debatido elvoto femenino que finalmente se aprobó, así como el derecho a la autonomía delos municipios y las regiones (artículo 32) y la expropiación forzosa detierras por causa de utilidad pública (artículo 44)

          Tras la aprobación de laConstitución el Congreso nombró Presidente de la República a Alcalá Zamora, queencarga a Manuel Azaña formar gobierno, del que quedarían excluidos losradicales de Lerroux, que se volverán hacia la derecha.

            5. El bienio reformista(1931-1933)

                 Duranteestos dos años se llevaron a cabo múltiples reformas, saliendo adelante lasecularización de los cementerios, el divorcio y el matrimonio civil, la ley deCongregaciones religiosas, expulsándose a los jesuitas, leyes de Orden públicoy de Defensa de la República, pero hubo un gran debate en torno a la Ley deBases de la Reforma Agraria y a la aprobación del Estatuto de Autonomía deCataluña.

          Pese a lo desorganizado dela oposición, el Partido Radical y los Agrarios de Gil Robles sumaron suscríticas a los monárquicos y asociaciones patronales. El Estatuto Catalán fuemal visto por algunos militares, como Sanjurjo y Goded, intelectuales, comoOrtega y Unamuno y periódicos como el ABC o el Imparcial, por considerarloseparatista.

          Por otro lado, el campotambién estaba revuelto. Los jornaleros andaluces y extremeños al comprobar queno se producía el tan deseado reparto de tierras, comenzaron a movilizarse. El31 de diciembre de 1931, la Guardia Civil, al disolver una manifestación, matóa un campesino, sus compañeros, enfurecidos, atacaron a los guardias, matando acuatro de ellos. La situación se agravó cuando, en Arnedo (La Rioja), laGuardia Civil mató a cuatro mujeres y a un niño e hirió a 28 personas paradisolver otra manifestación. El gobierno destituyó al general Sanjurjo, Directorgeneral de la Guardia Civil, al considerarle responsable de los hechos.

          En enero de 1932, obreros dela CNT ocupan Barcelona y se declaran independientes. La sublevaciónrevolucionaria acabó con la deportación de 104 anarquistas a Guinea.

          Para mayo la situación esmuy grave, el ejército está dividido, los anarquistas siguen poniendo bombas,las huelgas se generalizan. El 10 de agosto se subleva el general Sanjurjo enSevilla, pero fracasa, será detenido y condenado a muerte, aunque le seráconmutada por la pena de cadena perpetua.

          En estas circunstancias tandifíciles, en marzo de 1932 se presenta a las Cortes el primer proyecto deReforma Agraria. Con él, el ministro del ramo, Marcelino Domingo, queríacumplir dos objetivos: remediar el paro, instalando campesinos en las tierrasexpropiadas a los latifundistas y redistribuir la tierra, entregándosela a loscampesinos de Andalucía, Extremadura, Ciudad Real, Toledo, Albacete ySalamanca, junto con créditos para que pudiesen modernizar la explotación. Aquellospropietarios que hubiesen apoyado a Sanjurjo serían expropiados sinindemnización, y aquellos que tuvieran más de la sexta parte de las tierras deun municipio o no las cultivaran serían expropiados con indemnización.

          Finalmente, la reforma quese aprobó fue tan compleja que apenas se materializó pues requería enormesrecursos humanos y económicos. Si sumamos la oposición de la derecha y de losterratenientes, tendremos los motivos de su fracaso. Hasta 1933 solo seinstalaron a unas 9.000 familias en menos de 100.000 hectáreas, cuando sólo enAndalucía se debían ocupar 2,4 millones de hectáreas.

          Por su parte, el Estatuto deCataluña, refrendado en agosto por el 98% de los catalanes, fue rectificado yaprobado por las Cortes en septiembre de 1932, aunque se eliminó la declaracióndel catalán como lengua única y las alusiones al derecho de autodeterminación yde incorporación de otros territorios. A partir de ese momento, Cataluña tendráun gobierno autónomo, la Generalitat, siendo su primer presidente FrancescMaciá, un Parlamento con poder legislativo y un Consell como poder ejecutivo,policía propia y el catalán y el castellano como lenguas oficiales.

          Gallegos y vascos tambiénintentaron lograr un estatuto parecido. En 1933, el Estatuto Vasco fue aprobadoen referéndum por los vascos, pero al presentarlo ante las Cortes, fueparalizado por el nuevo gobierno de centro-derecha presidido por Lerroux.

            6. El fin del bienio deizquierdas.

                  A lo largo de 1933, el gobierno de Azañapierde apoyos, tanto desde los sindicatos (UGT y CNT) como desde los partidosde izquierda, mientras las derechas se agrupan en torno a la CEDA.

          Los jornaleros que habíanrecibido la aprobación de la Ley de Reforma Agraria con ilusión, pronto sedesesperaron por la lentitud con las que se hacía el reparto de tierras,comenzando los levantamientos, normalmente de cariz anarquista, siendoespecialmente grave el de Casas Viejas (Cádiz) en enero de 1933, donde murieron20 campesinos. La prensa, el Parlamento y los sindicatos exigieronresponsabilidades (14 de los muertos fueron fusilados por la Guardia Civil). Enabril, el gobierno pierde las elecciones municipales. En septiembre de 1933, elpresidente, Alcalá Zamora, decide cesar al jefe de gobierno, Manuel Azaña y el1 de octubre disuelve las Cortes y convoca elecciones generales para el 19 denoviembre.

          Durante la campaña se veráque la izquierda se divide (socialistas y partidos republicanos no se ponen deacuerdo para concurrir juntos), los anarquistas piden la abstención a susafiliados y simpatizantes, las mujeres pueden votar (algunas serán muyinfluidas por la postura antirrepublicana de la Iglesia), la derecha sefortalece (la CEDA une a todos los partidos conservadores, los monárquicos seagruparán en torno a la Renovación Española de Calvo Sotelo, aparecerá FalangeEspañola, dirigida por José Antonio Primo de Rivera, el hijo del antiguodictador) y el Partido Radical girará hacia el centro, siendo el más votado enlas elecciones municipales de abril de 1933.

 

 

 

 

14.2.B. LA SEGUNDA REPÚBLICA: EL BIENIORADICAL-CEDISTA. LA REVOLUCIÓN DE 1934, LAS ELECCIONES DE 1936 Y EL FRENTEPOPULAR.

1. El Bienio radical-cedista (1934-1936)

      a. Las primeras medidas

          Dividido en dos etapas por la RevoluciónSocialista de octubre de 1934.

A los pocos días de la victoria de la derecha, la CNT desencadenó unainsurrección armada, que causó 89 muertos y 163 heridos, siendo encarcelados700 insurgentes y cerrados los locales y periódicos anarquistas.

El 18 de diciembre Lerroux forma un gobierno de radicales con el apoyoparlamentario de la CEDA. La gestión de los primeros nueve meses fue difícil yconflictiva, en parte por la poca unión del propio gobierno y, en parte, por lapresión cedista. Sus principales medidastendieron a eliminar los avances del bienio anterior:

• La Ley deAmnistía, que afectaba a los que habían participado en el golpe de Estadodel  10 de agosto,   que supuso la salida de Lerroux del gobiernopor no mostrarse de acuerdo Alcalá Zamora.

• La paralización de la reforma agraria, la derogaciónde la ley de Términos Municipales y del decreto de intensificación de cultivos, que supuso la práctica expulsiónde sus asentamientos de miles de yunteros extremeños en agosto de 1934. Tambiénse decretó la libertad de contratación y de fijación  de salarios en el campo.

• La paralización de la reforma militar de Azaña,restituyendo en puestos clave  a  militares antirrepublicanos como Cabanellas, Goded,Mola o el propio Franco.

• Intento de acercamiento a la Iglesia, mediante lafijación de derechos pasivos  y laparalización  del proceso desecularización de la enseñanza.

• Enfrentamiento con los nacionalistas vascos, cuyonuevo proyecto de Estatuto fue paralizado. Y con los catalanes cuya Ley queconvertía a los arrendatarios de tierras en propietarios al cabo  de  12 años fue recurrido ante el Tribunal deGarantías Constitucionales y declarada anticonstitucional.

Paralelamente se mantuvieron las huelgas, los debates encendidos y ladivisión creciente entre las derechas y las izquierdas.

En la derecha se forman tresgrupos básicos: Falange Española y de lasJONS, renovación Española,partido de los monárquicos y, sobre todo, la CEDA. Las Juventudes de Acción Popular (JAP) actuaban ya como una miliciafascista a clamando a Gil Robles como el «Jefe» a imitación de los modelos alemán e italiano.

En el centro, cada vez másdesprestigiado por su colaboración con la CEDA, se sitúa el Partido Radical de Lerroux, divididotras la marcha de Martínez Barrio, el partido de Maura y el PNV.

En la izquierda se reconstruyela izquierda republicana. En abril de 1934 nace la Izquierda Republicana de Azaña, aglutinando al PRRS de MarcelinoDomingo y la ORGA de Casares Quiroga. En septiembre, Martínez Barrio funda la Unión Republicana. Mientras la izquierdaobrera se radicaliza: el PSOE, liderado por Prieto y Largo Caballero, impone lapreparación de una revolución en el caso de que la CEDA llegue al gobierno y sehacen con el control de UGT. Las JuventudesSocialistas se acercan a los comunistas gracias al liderazgo de SantiagoCarrillo. El PCE inicia un acercamiento al PSOE para crear un frenteantifascista. Sólo la CNT se mantiene al margen.

Ante la serie de medidas adoptadas contra la reforma agraria, la UGTconvoca una huelga general de campesinos, que duró 12 días y se extendió por 38provincias, que acabó en fracaso por la dura represión del gobierno: 13 muertosy 7.000 detenidos, cierre de las Casas del Pueblo y periódicos socialistas. Elmovimiento campesino tardó meses en recuperarse.

            b. La revolución de octubre de 1934

                El clima de violencia y de tensiónpolítica generó una situación explosiva que llevó a los dirigentes obreros apreparar una insurrección armada ante el temor de que la CEDA entrase en elgobierno. El 4 de octubre entran en él 3 cedistas. Esa misma tarde losdirigentes socialistas dan la orden de huelga. El día 5 el paro es general entodas las ciudades, pero no en el campo.

En Asturias, desde el primer día, la movilización es una insurrección armada revolucionaria.Todos los obreros están en armas, organizados y preparados. En 2 días controlanlos principales núcleos urbanos y conquistan, enfrentándose al Ejército, lapropia capital. Pero el movimiento fracasó en Madrid, cuando el gobierno ordenóel acuartelamiento de las tropas y la detención de los principales dirigentessocialistas y comunistas. En Cataluña, su presidente Companys mantuvo laesperanza de triunfo hasta que el general Goded ordenó el bombardeo de laGeneralitat.

Hacia el día 12 la insurrección estaba sofocada en todas partes menos enAsturias. Pero la intervención del ejército fue aquí decisiva. FranciscoFranco, con plenos poderes, entregó el mando de las operaciones al generalLópez Ochoa que el día 19 conseguía la rendición de los obreros. El balance fuebrutal: 1.051 muertos y el doble de heridos entre los insurrectos y 284 muertosy 900 heridos entre las fuerzas del orden y el ejército. Además, 30.000detenidos. Tras esto, izquierdas y derechas se ven abocadas al enfrentamientoque cristalizará en la formación de las dos grandes coaliciones que seenfrentarán en las elecciones de febrero de 1936.

            c. El final del bienio derechista

          A lolargo de 1935 hay varios procesos paralelos:

                                    •El enfrentamiento ante las represalias por la revolución de octubre entre lospartidarios de llevarla hasta el fin, ejecuciones incluidas y quienesreclamaban una amnistía. A finales de marzo, Lerroux firmó los indultos de losprincipales dirigentes de la insurrección, provocando el abandono del gobiernopor los cedistas, aunque más tarde volverían a entrar, con Gil Robles enGuerra.

                                    •Un agrupamiento de la derecha antirrepublicana en el llamado Bloque Nacional, formado por sectoresmonárquicos y oligárquicos, encabezado por Calvo Sotelo, Goicoechea y Alba, ycon personajes como Maeztu, Saínz Rodríguez o Rodezno, de ideologíaultraconservadora. Defendían un estado autoritario y corporativo, similar alfascista. Será la alternativa a la CEDA porque Falange es un partido con escasarepercusión popular. A lo largo del año tanto Calvo Sotelo como Gil Roblescontactan con diversos generales para prever la posibilidad de un golpe deEstado.

                                    •El acercamiento entre todas las fuerzas de la izquierda, burguesa y obrera.Exigen amnistía y reclaman la disolución de las Cortes y nuevas elecciones.Azaña se convertirá en el líder. Mientras el PSOE impone la línea dura yfavorable al entendimiento con los comunistas.

            En 1935 el gobierno de derechas continúa con su políticade rectificación de las reformas anteriores:

                                    •Suspensión del Estatuto de Cataluña

                                    •Nueva Ley de Reforma Agraria (1 de agosto), auténtica contrarreforma que en lapráctica paralizó la Reforma agraria. La Ley de Arrendamientos impedía que losarrendatarios  pudieran  acceder a  la propiedad y, en agosto, lano renovación de la Ley de Yunteros, los campesinos  extremeños fueron expulsados de las tierras que el gobierno de Azaña les habíaentregado. En noviembre de 1935 el  paroafectaba ya a 800.000 personas.

            La situación del gobierno era muy inestable al tener queverse arropado por el extremismo de la CEDA y la actitud de Alcalá Zamora, cadavez más crítico con el gobierno por su alejamiento de la Constitución. Elnombramiento de Franco como jefe del Estado Mayor y a Fanjul, Goded y Mola,proclives al golpe de Estado, en los principales mandos del ejército, fuetambién una fuente de recelos de la izquierda y del propio Presidente de laRepública.

            La crisis definitiva se desencadenará en octubre, cuandoestalla el escándalo del estraperlo (autorización de losprincipales altos cargos radicales, a cambio de sobornos, a un fabricanteholandés, Strauss, para introducir en los casinos españoles una máquina dejuego), que hunde a Lerroux. Después de varios intentos de gobiernos deconcentración, el 30 de diciembre, Portela Valladares, formó un gobierno con elcompromiso de Alcalá Zamora de disolver las Cortes y convocar nuevaselecciones.

            2.Las elecciones de 1936 y el Frente Popular

                 El 15 de enerose firma el Pacto del Frente Popular basado en un programa mínimo, deorientación más bien de izquierda republicana burguesa: poner en marcha lasreformas del primer bienio, decretar una amnistía y anular todas lasrepresalias por la revolución de octubre y restablecer las garantías constitucionales.Al pacto se unieron Izquierda Republicana, Unión Republicana, el PSOE, el PCE yel POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista, de tendencia trotskista) LaCNT no entró, pero no pidió la abstención.

            La otra gran coalición se formó en la derecha, entre elBloque Nacional y la CEDA, aunque esta última llegó a acuerdos parciales enalgunas circunscripciones con radicales y partidos republicanos, lo que provocóconfusión al presentarse dos candidaturas de derecha en muchas provincias.Tampoco tuvo un programa firme y coherente, tan sólo les unía el rechazo a larevolución, al marxismo y la amenaza de la victoria del Frente Popular. TantoFalange como el PNV se mantuvieron al margen de la coalición de derechas.

            Las elecciones se celebraron sorprendentemente conbastante orden. El 72% acudió a votar. La izquierda triunfó en las grandesciudades, en las provincias del sur y en la periferia, mientras que lasderechas se impusieron en el norte y en el interior. La victoria de lasizquierdas fue notable: 263 escaños frente a 210.

            En los días siguientes, sin esperar a una segundaamnistía ni a la proclamación de los resultados, se abrieron las cárceles. El19, Portela Valladares dimitió, siendo sustituido por Azaña, que formó ungobierno con republicanos de izquierda, sin el PSOE.

            Rápidamente se puso en marcha de forma acelerada suprograma: amplia amnistía, reposición en el puesto de los funcionariosexpulsados tras octubre de 1934 y comenzó a restablecer la legislación delprimer bienio. También alejó de Madrid a los generales sospechosos deconspiración: Franco a Canarias, Goded a Baleares y Mola a Pamplona.

            Los sindicatos agrarios comenzaron a ocupar fincas y aponerlas en explotación. El 20 de marzo, un decreto autorizaba al IRA aexpropiar cualquier finca, reteniendo el propietario la propiedad hasta que seresolviera la indemnización. La resistencia de los terratenientes provocó elenfrentamiento entre campesinos y guardia civil. Desde febrero al 17 de juliose expropiaron más de medio millón de hectáreas y se asentó a 108.000 familias.

            Pero el gobierno se encontraba entre dos frentes, entreuna derecha que inicia la conspiración que llevó al levantamiento militar dejulio y una izquierda obrera radicalizada que no le apoyó en ningún momento.Poco a poco se perdió el control de las calles, produciéndose algaradas,provocaciones y asesinatos.

            Nada más constituirse las Cortes y tras amplio debateAlcalá Zamora fue destituido pues había disuelto las Cortes en dos ocasiones ylas nuevas estimaron improcedentes la disolución de la anterior. La decisiónrespondió, al parecer, a un acuerdo entre Azaña y Prieto para asumirrespectivamente la presidencia y la jefatura del gobierno, resucitándose lacoalición republicano-socialista del primer bienio.

            Azaña fue elegido Presidente de la República, pero Prietono consiguió formar gobierno al no contar con la aprobación de su partido, alimponerse las tesis radicales de Largo Caballero sobre las centristas decolaboración con la izquierda burguesa que proponía Prieto. Azaña optó entoncespor encargar formar gobierno a Casares Quiroga, que los hizo con miembros deIzquierda Republicana y Unión Republicana.

            Entre mayo y julio se suceden los acontecimientos:

                        • Elrestablecimiento de la legislación progresista del primer bienio y latramitación de los Estatutos de Autonomía vaso y gallego. El primero tuvo queesperar a octubre, con la guerra iniciada, a ser aprobado y, el segundo, seaprobará en junio tras plebiscito.

                        •Enfrentamientos entre grupos radicales que no pudo atajar el gobierno. El 16 dejunio en áspero debate parlamentario, Gil Robles da las siguientes cifras: 269homicidios, 1.287 heridos, 170 iglesias quemadas, 133 huelgas generales y 216parciales en cuatro meses, acusando al gobierno de ser el responsable único.Pero las cifras son exageradas. En el mismo debate se produce un enfrentamientoentre Calvo Sotelo, que insinúa la posibilidad de un golpe militar y CasaresQuiroga le responde que, si algo ocurre,que no ocurrirá, haré a su señoría responsable de todo.

                        • Laconspiración militar, que ya venía desde diciembre de 1934 con los primeroscontactos entre Fanjul, Varela y Gil Robles. Pero desde el mismo momento de laselecciones la derecha llega a la conclusión de que sólo un golpe militar puedeser capaz de acabar con la inminente revolución socialista. Se unieron losprincipales líderes políticos de la derecha (Gil Robles, Calvo Sotelo,Goicoechea, Saín Rodríguez, que negoció con Mussolini la ayuda material yeconómica para el golpe; el carlista Fal Conde, y el mismo Jose Antonio Primode Rivera, detenido en Alicante por tenencia ilícita de armas), losrepresentantes de la oligarquía económica (Gamazo, Juan March) y los generalesantirrepublicanos (Mola, Varela, Goded, Banjul, Franco y Saliquet). Un primerintento para el 20 de abril fracaso y, entonces, Mola, toma el mando de laconspiración bajo el nombre de ElDirector y prepara el golpe para julio.

            El golpe se acelera a raíz del asesinato el 12 de juliode un oficial de la guardia de asalto, el teniente Castillo, que fue respondidode madrugada por sus compañeros con el asesinato y secuestro del José CalvoSotelo. Al parecer este hecho es el que decide a Franco a participar en lasublevación, que se inicia el 17 de julio por la tarde en Marruecos ante lainoperancia de un gobierno que siguió creyendo durante muchas horas que setrataba de un intento limitado y condenado al fracaso. Dos días después, laguerra civil era un hecho.

 

14.3.A. LA GUERRA CIVIL:LA SUBLEVACIÓN MILITAR Y EL ESTALLIDO DE LA GUERRA. EL DESARROLLO DELCONFLICTO: ETAPAS Y EVOLUCIÓN DE LAS DOS ZONAS.

1. Laconspiración

                Fue plural y desorganizada. El cerebro fueel general Emilio Mola. Estaban con él, el general Goded, el general Queipo deLlano y el general Cabanellas. La participación de Franco no estuvo clara hastael final. También estuvieron algunos diputados de la CEDA, como Ramón SerranoSúñer o el conde de Mayalde. El principal líder de esta agrupación, Gil Robles,no fue consultado, aunque prestaría apoyo económico con los fondos electoralesde su partido.

            En ningún momentopensaron que fuera a terminar en una guerra civil. Se pensaba en un golperápido que implantara una dictadura que preparara la llegada de nuevo de laMonarquía.

            Por otro lado, ellevantamiento era conocido; hasta la prensa hablaba de ello. El gobierno habíatomado algunas medidas:

                        • Los altos mandos se confiaron apersonas de confianza

                        • En África fueron colocados mandostambién fieles al régimen

• Los militaressospechosos fueron alejados: Goded a Baleares, Franco  a Canarias, Varela  y García Escámez fueron sancionados y nuncase creyó que Mola se pusiera de acuerdo con los carlistas.

• Las fuerzas de ordenpúblico en las grandes ciudades fueron puestas bajo el mando de autoridadesadictas.

            El error del gobiernofue el no prever la magnitud de la conspiración y la incapacidad para controlara sus propias masas por no atreverse a romper con la extrema izquierda.

            2. El levantamiento y su propagación

                Se inició en Marruecos el día 17 de julio,adelantándose a la fecha prevista. Dos días más tarde asumió el mando elgeneral Franco, que se había sublevado en Canarias y trasladado a Marruecos abordo del Dragon Rapide, un avión británico alquilado por conspiradoresmonárquicos. A partir del 18 de julio la sublevación se extendió a lapenínsula, dependiendo su éxito de la preparación y el número de conjurados.

            En Navarra, sublevadapor Mola, y en Castilla, regiones católicas y conservadoras por excelencia, ellevantamiento triunfó fácilmente. En Aragón, la sublevación venció en lascapitales de provincia por la intervención del general Cabanellas. Algoparecido ocurrió en Oviedo gracias a la hábil maniobra del general Aranda. Peroel resto de Asturias se mantuvo republicano. En Galicia el éxito fue rápido apesar de la oposición de las organizaciones obreras de las capitales.

            En Andalucíasorprendió la maniobra de Queipo de Llano que ocupó Sevilla. En Cádiz, Granaday Córdoba, las guarniciones militares estuvieron en precario ante la fuerteresistencia obrera. Algo similar ocurrió en Extremadura, aunque Cáceres sesublevó.

            En Castilla la Nuevay Cataluña la suerte de los sublevados dependió de las dos grandes capitales.En Madrid se abortó pronto el golpe y en Barcelona las tropas de Goded fueronpronto neutralizadas por las fuerzas de orden público y las organizacionesobreras.

            El País Vasco seescindió. Vizcaya y Guipúzcoa se opusieron al golpe, mientras Álava sesublevaba. En Baleares se levantaron Mallorca e Ibiza, pero no Menoría. EnValencia los sublevados dudaron mucho y pronto fueron neutralizados. Tambiénquedaron grupos de sublevados asediados por los republicanos: el Alcázar deToledo y el santuario de la Virgen de la Cabeza en Jaén.

            3. Las consecuencias inmediatas

                España quedó dividida en dos, debido alfracaso del pronunciamiento. En un principio las fuerzas estaban bastanteequilibradas. Si los sublevados contaban con el ejército de África, el mejorpreparado, la flota se mantuvo republicana, así como la aviación. Además, el gobiernodisponía de las capitales más importantes, la industria catalana y vasca y lasreservas de oro del Banco de España.

            Los acontecimientosse precipitaron en los días siguientes. Casares Quiroga trató de mantener lalegalidad con sus propias fuerzas e impidió el reparto de armas a los obreros.Tras su dimisión, Azaña intentó formar gobierno con Martínez Barrio que tratóde evitar la guerra civil proponiendo una negociación que ni Mola ni LargoCaballero aceptaron. Por fin, el 19 de julio se formó un nuevo gobierno,presidido por Giral, que procedió al reparto de armas.

            Al tiempo, se iniciael proceso revolucionario en la zona controlada por el gobierno, en respuesta ala sublevación. Trajo las siguientes consecuencias:

• La pulverización delpoder político hasta el extremo que resultaba difícil descubrir a  quien correspondía tomar decisiones, llegandoa convivir  tres organismos públicos  en algunas provincias. En cada región seconstituyeron Juntas que se repartían el poder y lo administraban sin tener encuenta al resto del país.

•No existió un mando unificado en el ejército republicano. Las milicias  populares resultaron ineficaces e indisciplinadas

• Se produce unarevolución económico-social en la  queanarquistas, comunistas  y socialistas,pusieron en marcha una colectivización de la propiedad que fue mayoritaria enel campo andaluz y en la industria catalana. Como principal consecuencia, laproducción catalana se redujo a un tercio, siendo  más grave en el caso de la industria dearmamento.

            4. El desarrollo de la guerra

     a. La guerra de columnas

         Entre julio y noviembre de 1936 los límitesde cada una de las dos Españas no fueron precisos. La lucha adoptó la forma deenfrentamientos entre agrupaciones, no habiendo un frente estable. En esteperiodo la superioridad de los sublevados fue manifiesta: tras el paso delestrecho de Gibraltar por el ejército de África de Franco, la Andalucíaoccidental pasó a sus manos, y luego, siguiendo la ruta extremeña, se dirigióhacia Madrid, en cuyos arrabales se detuvo. En el norte, la toma de Irún aislóla zona norte de las fuerzas republicanas.

Los éxitos de la República fueron menores. Suavance desde Cataluña hacia las capitales aragonesas fue pronto detenido y laexpedición dirigida desde Barcelona a las Baleares fracasó, por lo que lasislas fueron una base importante para el bloqueo de la costa mediterránea y,más adelante, para el bombardeo de Barcelona por las tropas franquistas.

      b. La batalla por Madrid (de noviembrede 1936 a marzo de 1937)

           A finales de noviembre de 1936 se produceun giro, no sólo por la cada vez mayor ayuda extranjera, sino por el procesocreciente de militarización de la población. En Madrid, los generales Miaja yRojo crean las milicias populares mientras el gobierno se traslada a Valencia.

            Francose planteó aislar Madrid ordenando atacar en dirección hacia la carretera de LaCoruña, hacia el Jarama y por Guadalajara. Estas tres batallas acabaronestabilizando el frente en torno a la capital ante la imposibilidad de lossublevados, pese a la ayuda italiana, de conseguir sus objetivos. EntoncesFranco decidió concentrar sus esfuerzos en el norte.

      c. La caída del Norte. Guernica (demarzo a octubre de 1937)

          1937 resultó el año crucial de la contienda.Para ocupar Vizcaya se empleó lo más granado del ejército franquista y elcombate adquirió formas de crueldad superiores a lo habitual. La aviaciónalemana de la Legión Cóndor realizó bombardeos sobre poblaciones civiles que noeran objetivos militares, como Durango y Guernica, experimentando para suposterior actuación en la Guerra mundial.

La ocupación de Santander fue un paseo militarprotagonizado por los italianos. Por el contrario, Asturias resistió confirmeza, pero también cayó debido a su aislamiento. Cuando terminó la guerracivil, quedaron grupos guerrilleros (maquis) que mantuvieron la lucha hasta lafinal de la Segunda Guerra Mundial.

            Duranteel verano de 1937 las fuerzas republicanas lanzaron tres ofensivas paradistraer a las tropas de Franco en Segovia y La Granja (junio), Brunete (julio)y Belchite (agosto), pero fracasaron por la falta de coordinación y porque elejército republicano no estaba preparado para mantener en profundidad una granofensiva. Por otro lado, si Belchite y Brunete se hubiesen producido a la vezhabrían frenado la caída del Norte.

      d. Teruely el avance hacia el Mediterráneo (de finales de 1937 a junio de 1938)

           Después de tomar Asturias, Franco habíapensado avanzar sobre Madrid desde Guadalajara, pero el ejército, para evitarel ataque, decidió llevar a cabo una ofensiva de diversión en Teruel, únicacapital de provincia conquistada por los republicanos. Inmediatamente, Francose lanzó a una contraofensiva de desgaste, transcurrida bajo durísimascondiciones climáticas. Tras la pérdida de Teruel el frente republicano sederrumbó y Franco llega al Mediterráneo. En menos de dos semanas avanzaron 120km y llegaron a Vinaroz para proseguir el avance hacia Valencia, quedandodetenidas en el Maestrazgo.  Mientras, enel mar, la flota republicana que hasta el momento se había mostrado ineficazpor la carencia de oficialidad, consiguió una sonada victoria al hundir elcrucero Baleares.

      e. La batalla del Ebro y Cataluña (dejulio de 1938 a febrero de 1939)

          Estabilizado el frente, de nuevo elejército republicano tomó la iniciativa, cruzando el Ebro, frente a Gandesa.Franco, sabiendo que se enfrentaba a lo mejor del ejército adversario apostópor una batalla frontal de desgaste. Tras tres meses y medio de lucha y sieteofensivas sucesivas, el ejército republicano hubo de retroceder a susposiciones de origen.

La batalla del Ebro acabó por decidir la guerra.Tras su victoria en el Ebro, Franco ocupó Cataluña en febrero de 1939 sinencontrar resistencia. Para muchos republicanos, la caída de Cataluñasignificaba el fin de la guerra. El propio Presidente de la República, Azaña,exiliado en Francia, presentó su dimisión en ese momento. Algo más de mediomillón de personas cruzaron la frontera francesa hacia el exilio. Muchos noregresarían.

      f. El final de la guerra

         Tras la dimisión de Azaña el ambiente dederrota era manifiesto, como lo era la creciente impopularidad del gobiernoNegrín y de sus principales colaboradores, los comunistas. Los mandos militarescoincidían en dar por perdida la guerra: en febrero Menoría se rendía y Negrín,reunido con sus principales mandos militares, descubrió que la mayoría queríaentablar negociaciones con Franco. Pero Negrín todavía confiaba en mantener laguerra para conseguir mejores condiciones de rendición o para enlazar con laeventual guerra mundial que se anunciaba.

A fines de febrero y comienzos de marzo seprecipitó la crisis de la República con el reconocimiento del general Francopor parte de Francia y Gran Bretaña. En la segunda quincena de marzo, elcoronel Casado y Julián Besteiro iniciaron las conversaciones para intentarnegociar el final de la guerra con Franco, pero este exigió la rendiciónincondicional y el 1 de abril pudo anunciar la completa victoria de sus tropas.

Evoluciónpolítica de las dos zonas durante la Guerra Civil

      a. La República

          Los aspectos que motivaron las divergenciasentre los integrantes del Frente Popular fueron precisamente los relativos a larevolución socio-económica y a la constitución del Ejército. Las posturasextremas fueron las representadas por el Partido Comunista y los anarquistas.En líneas generales, los partidos burgueses se aproximaron a los comunistas,mientras que los socialistas, muy divididos, en realidad no elaboraron unprograma propio y tendieron a enzarzarse en disputas internas.

Los comunistas defendieron una postura opuesta ala mantenida durante la Segunda República: si antes había sido maximalista,revolucionaria y casi insurreccionalista, ahora parecía no apreciar lasoportunidades de revolución que les brindaba la situación. A lo sumo, defendíanla necesidad del control obrero y de una serie de reformas que hubieran podidoser llevadas a cabo en una república democrática. En cambio, su insistencia enlos problemas militares era abrumadora: todo debía ser sacrificado a lavictoria en la guerra. Con ello, logró la adhesión de pequeños propietariostemerosos de la revolución y de los cuadros militares indignados con la ineficaciade las milicias populares.

En cambio, los anarquistas pensaban que lasublevación había creado las circunstancias objetivas para el estallido de larevolución. Guerra y revolución tenían que ser dos procesos paralelos. Y así sedio la paradoja de que, enemigos del Estado, hubieron de participar en elpoder, primero en Cataluña y luego en toda España. En la polémica triunfaronlas tesis comunistas aunque a un alto coste.

Con Largo Caballero como jefe de gobierno apartir de septiembre de 1936, los anarquistas accedieron al consejo deministros. Sin embargo, la política que siguió fue bastante menosrevolucionaria de lo esperado. De hecho, se negó a la unificación del PSOE conel PCE, impulsó la militarización y siguió una línea independiente. Lo que dificultósu gestión fueron los roces de los anarquistas con el resto de grupospolíticos. En mayo de 1937 se produjo un conflicto en Barcelona entre laGeneralitat y los anarquistas que degeneró en una lucha confusa, cuyo balancefue de 400 a 500 muertos y provocó la caída de Largo Caballero.

Su sucesor fue el catedrático de Medicina, JuanNegrín, socialista del grupo de Indalecio Prieto. Con él se esperaba un giroautoritario como parecieron definir los trecepuntos  en los que condensó suprograma moderado. Se centró sobre todo en el esfuerzo militar, pero acabaronapareciendo sus defectos como gobernante: bohemio, desordenado, cayendo en elmismo personalismo que su antecesor. Acusado de estar dominado por loscomunistas en realidad se valió de ellos para su política que con élalcanzaron mayor influencia política que nunca, llegando a acaparar la mayorparte de las jefaturas de los ejércitos, así como las direcciones generales deSeguridad y Carabineros.

      b. El bando de los sublevados

          También hubo corrientes opuestas, pero launidad se consiguió en torno al sentimiento católico y antirrevolucionario,actuando el ejército como papel hegemónico, incluso en el plano político.

La sublevación se justificó como un actopreventivo frente a una revolución inminente, aunque en realidad ocurrió locontrario: la sublevación provocó la revolución social en el bando republicano.En cambio, en su inicio, el levantamiento no fue antirrepublicano,proclamándose republicanos en las primeras proclamas tanto Cabanellas, comoQueipo de Llano o Franco.

Desde el principio se sintió la necesidad de unmando único. Sanjurjo pudiera haber sido el líder indiscutible, pero murió enaccidente de aviación en Portugal el mismo 18 de julio. A finales de este messe estableció una Junta Militarpresidida por Cabanellas, que pronto se reveló insuficiente. Generalesmonárquicos y africanistas exigieron el poder único para Franco una vez queMola falleciera en otro accidente de aviación. Finalmente Franco fue proclamado Jefe del Gobierno del Estado,fórmula imprecisa que se convirtió en una auténtica Jefatura del Estado,reduciendo el papel de la Junta Militar preexistente al carácter de Junta Técnica del Estado. Más adelante,la guerra le convertiría en caudillo indiscutible.

Sin embargo, subsistían problemas de carácterpolítico, especialmente con los partidos más extremistas: los monárquicosalfonsinos, los carlistas y los falangistas. En la primavera de 1937 surgieronconflictos solucionados en abril del mismo año y que supusieron el bloqueo deFalange tras los sucesos de Salamanca y que se cerraron con el decretode Unificación en un partido único a partir de carlistas y falangistas,quedando relegados los monárquicos, que veían a Franco como un mal menor.

Muerto José Antonio Primo de Rivera en Alicante,no había líder político capaz de hacerle sombra. Junto a Franco, la figura másdestacada del régimen durante esta primera etapa fue su cuñado Ramón SerranoSuñer, procedente de la CEDA, que a lo largo de la guerra llegó a diluirse.Como ideólogo del movimiento, sus propósitos, descritos por él mismo, fueronconstruir un Estado a base del calorpopular social y revolucionario de Falange y las doctrinas algo más inactuales del carlismo. Estecarácter sincrético de todas las derechas sería muy característico del régimenfranquista.

Aparte de propiciar una posición reaccionaria enmaterias educativas y religiosas, el régimen distó mucho de configurarse de unamanera clara durante la guerra civil. El único texto constitucional aprobadofue un Fuero del Trabajo, que nopasaba de ser una declaración de principios de carácter social. Cuando, acomienzos de 1938, se produjo la formación de un gobierno, su composiciónheterogénea demostró la pluralidad de componentes que existía en el bandosublevado.

 

14.3.B.LA GUERRA CIVIL: LA DIMENSIÓN POLÍTICA E INTERNACIONAL DEL CONFLICTO.LAS   CONSECUENCIAS DE LA GUERRA.

   1. La dimensión internacional del conflicto

                    Iniciada como conflicto interno, la GuerraCivil española pronto se convirtió en el centrode pasiones y decepciones del mundo. En ella se enfrentaban el fascismo, lademocracia y el comunismo. Ya en el mes de noviembre de 1936 fue un motivo deinestabilidad internacional al alinearse diversos países con uno u otro bando.La República contó con el apoyo directo de la Unión Soviética, Francia y lasBrigadas Internacionales (organizadas por Rusia, aunque no todos susintegrantes eran comunistas, las unión su marcado sentimiento antifascista). Elbando franquista contó con apoyos más decididos de la Italia de Mussolini y laAlemania de Hitler. Los países católicos tendieron a apoyar a Franco comoconsecuencia de la política antirreligiosa de los gobiernos republicanos.

            En Londres se creó unComitéde no intervención que, en teoría, propició la marginación de lospaíses europeos del conflicto, pero sus recomendaciones sólo fueron seguidaspor Gran Bretaña. Estados Unidos mantuvo la neutralidad a través del embargo moral y luego efectivo delmaterial de guerra. Sin embargo, la compañía TEXACO proporcionó al generalFranco las tres cuartas partes de su petróleo. En el resto del continenteamericano, México apoyó con entusiasmo a la República, mientras que otrospaíses sudamericanos apoyaron a Franco, aunque no fuera más quediplomáticamente.

            Apoyos a la República

              Sus mayores inconvenientes procedían de sudependencia del gobierno francés (si era de izquierdas colaboraba, si no, poníaobstáculos) y, sobre todo, la exigencia del pago de la ayuda de manerainmediata y poco generosa. La ayuda francesa fue muy intermitente y, por tanto,la República hubo de acudir a otras fuentes de aprovisionamiento,fundamentalmente a la Unión Soviética, que proporcionaron material de guerramoderno como tanques, aviones e instructores para los mismos. A cambio, losrusos exigieron una contrapartida económica inmediata, recibiendo laautorización de Largo Caballero para trasladar a Rusia una parte del orodepositado en el Banco de España. Formando parte de las Brigadas Internacionalesllegaron a España unos 40.000 brigadistas, a los que hubo que armar, adiestrar,vestir y alimentar, pero que ayudaron decisivamente a detener el avancefranquista sobre Madrid.

            Apoyo al bando franquista

              La ayuda recibida por Franco fue pagada mástarde, una vez alcanzado el poder. La principal procedió de la Italia fascista,que envió material y unos 73.000 hombres, que formaban unidades militares voluntarias. La ayuda alemana también fueimportante, pero sensiblemente inferior a la italiana y restringió laaportación humana: la tristemente famosa LegiónCóndor constó de un centenar de aviones y unos 5.000 hombres que serelevaban periódicamente. También llegaron instructores.Como contrapartida, los alemanes crearon compañías industriales cuya misión fueentrar en el capital de sociedades mineras españolas. Además, el general Francotambién contó con la ayuda de voluntarios portugueses e irlandeses y de unos70.000 combatientes marroquíes.

            La ayuda recibidapuede explicar determinados acontecimientos de la guerra, como el paso delEstrecho en aviones Junkers alemanes o la batalla del Ebro propiciada por lallegada de material bélico ruso. En cuanto a su volumen, es posible que fuerasemejante en cada bando: el número de aviones recibidos fue casi el mismo, y elvalor del oro entregado a Rusia viene a coincidir con el montante de la ayudaitaloalemana. Pero, sin duda, la ayuda exterior fue decisiva en los momentoscruciales de la guerra favorable a los sublevados, decantando decisivamente lavictoria final del lado franquista.

               2.Las consecuencias de la guerra

                   Costes humanos directos

                        • Murieron unos 450.000 españoles deambos bandos

                        • Medio millón de refugiados (entreellos cerca de 170.000 mujeres, niños  yancianos) llegaron a Francia donde fueron internados en campos de internamientoa la intemperie. Inglaterra se negó a  aceptar ninguno. Durante la IIªGuerra Mundial y tras la ocupación de Francia por las tropas de Hitler,regresaron a España más de la mitad de los refugiados. Un grupominoritario  entró a formar parte  de la  resistencia francesa y unos15.000 fueron enviados a los campos de exterminio nazis

                        • 220.000 se exiliaron en México,que sólo permitió la llegada de intelectuales, médicos y profesores.

                   La represión

a.     Política

                  Losvencidos fueron humillados, marginados, sancionados económicamente, expulsadosde sus empleos y encarcelados. En 1940 había 18.000 mujeres y 240.000 hombresen las cárceles franquistas, de los que 7.800 ya habían sido juzgados singarantías legales y condenados a muerte por tribunales militares. Se calculaque 48.000 personas entre ellos Lluis Companys fueron fusilados durante laposguerra. En 1943, la cifra de prisioneros todavía superaba los 100.000,mientras que 25.000 cumplían penas de trabajos forzados en la reparación decaminos y canales o bien en la construcción de edificios públicos (los NuevosMinisterios) o monumentos (el Valle de los Caídos). En 1946 la cifra de presospolíticos descendió hasta los 15.000.

            Paralelamentese inició una depuración del sector público. Así, miles de excombatientesrepublicanos acusados de ateísmo o de pertenencia a la masonería fueronmultados, castigados con la expropiación de sus bienes y despedidos de susempleos en cualquiera de los sectores de la administración pública o delfuncionariado (burocracia, ejército, policía, profesorado, judicatura) Lospuestos que dejaron vacantes pasaron a ser ocupados por los vencedores. Ladepuración también alcanzó a otros grupos profesionales como periodistas,abogados o médicos. Más de 300.000 españoles fueron investigados, el 75% de losprofesores universitarios sancionados y miles de maestros de escuelainhabilitados definitivamente y suspendidos de empleo y sueldo.

b.     Económica

                  Muchos de los vencidos también perdieron suspropiedades (pisos, tiendas, fincas) que fueron incautadas y subastadas por lasautoridades franquistas. De las sanciones y confiscaciones no se libraron nisiquiera los muertos, ya que algunos destacados republicanos como Manuel Azañao Blas Infante fueron multados póstumamente con elevadas cantidades de dineroque debían pagar sus parientes más próximos.

       Elcambio de régimen

                   Fuesin duda su consecuencia más duradera. Un nuevo modelo político, inspirado enla Dictadura de Primo de Rivera, dominó la vida política española hasta lamuerte del dictador en 1975. Con él volvió la influencia de la Iglesia, lasoligarquías terratenientes y financieras y el sometimiento de la población auna situación de autarquía que se endureció al final de la IIª Guerra Mundial,cuando el régimen dictatorial franquista se convirtió en una isla tras eltriunfo de las democracias.